El Elche se toma su propia medicina

  • El Granada sube con sólo dos tiros entre los tres palos

Comentarios 3

La justicia fue poética. El Granada Club de Fútbol ascendió a Segunda División con números peores que los del Elche, sobre todo en materia ofensiva. Justo lo contrario a lo que había sucedido en Los Cármenes, donde el equipo de Fabri firmó mejores réditos que el equipo ilicitano, pero había acabado estrellado en los postes, lamentado ocasiones tremebundas y errando de penales.

Pero son las cosas del destino, que con escasos méritos en ataque, el Elche fue incapaz de remontarle a un Granada que, tan sólo, tiró dos veces entre los tres palos. Suficiente. El conjunto de Pepe Bordalás se hinchó a atacar, lo dice su gran cantidad de llegadas al área, pero la defensa sacó todo lo que pudo menos el gol.

Por lo demás, el partido fue de guante blanco. El Granada forzó más faltas en el segundo acto para perder tiempo, pero el Elche se llevó más tarjetas. También habla un dato a las claras. Los franjiverdes cometieron más infracciones del juego durante el primer tiempo. La razón es clara: el 0-0. Tal y como predecían Pina y Fabri, los ilicitanos se pensarían atacar, y cuando se decidían a hacerlo, el Granada les cazaba. No había otra forma de parar las incursiones rojiblancas.

Pese a que los números ofensivo hablan de un Granada menos ofensivo, los rojiblancos llevaron el peso del choque, un dato que no suelen reflejar las estadísticas.

Otro dato a destacar es la escasez de fueras de juego señalados. Sólo hubo uno en todo el choque, que tampoco lo fue, pero fundamental para el resultado final: el gol anulado a Pelegrín. En Los Cármenes se le anuló la acción de otro gol a Collantes. Como dice el refrán: las gallinas que entran por las que salen.

Con lo cual, el Elche acumuló méritos para empatar, que fue lo que le pasó, pero no para ganar por ocasiones. El Granada, a poco que hizo, mantuvo el control y se llevó el ascenso a la buchaca, y los ilicitanos se bebieron la medicina que le prepararon a los rojiblancos en la ida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios