España cierra la competición con tres platas

España cerró su participación en el Europeo de piragüismo de Belgrado con cuatro medallas, gracias a las tres platas conseguidas en la última jornada. José Luis Bouza en la categoría C1 sobre 5.000 metros, puso el broche a la actuación del combinado nacional en la prueba que se echaba el telón de los campeonatos.

Bouza sumó así su segundo metal tras el bronce que logró en el C1 1.000, a los que hay que unir en el medallero español los segundos puestos conseguidos en la matinal de ayer por Alfonso Benavides, en el C1 200, y Teresa Portela, en el K1 200. Bouza, subcampeón del mundo en 2010 en los 5.000 metros, sólo fue superado por el alemán Sebastian Brendel, quien también se apropió del oro en los 1.000 metros.

Por su parte, Alfonso Benavides (C1 200) y Teresa Portela (K1 200) aportaron también al equipo español dos medallas de plata en la jornada de clausura, mientras los campeones olímpicos del K2 500, Carlos Pérez y Saúl Craviotto, apenas fueron séptimos en la final del K2 200.

En el C2 200, los palistas del club Náutico Sevilla, Fernando López y Miguel Ruiz fueron octavos, a más de cuatro segundos de los lituanos Labuckas y Gadeikis, que se proclamaron campeones de Europa.

Además, en la jornada matinal, Ekaitz Saies fue sexto en la final del K1 500, a poco más de un segundo del vencedor, el ruso Yuri Postrygay. El K4 femenino 500 metros de María Isabel García Suárez, Jana Smidakova, Eva Barrios Marcos e Isabel Marín fue último en la final de la especialidad, cuyo vencedora fue la embarcación de Bielorrusia, seguida de Hungría y Alemania.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios