Fútbol l Selección

España hace escala en Bakú

  • El combinado nacional se mide a la débil Azerbaiyán pensando en Suráfrica · Del Bosque apostará por Albiol y Marchena atrás y Xabi Alonso y Cesc para la medular

Comentarios 2

España disputa en Bakú ante la débil Azerbaiyán, la quinta peor selección de Europa, el único test previo a la Copa Confederaciones, que sirve para embolsarse a la Federación un buen puñado de euros y a Vicente del Bosque para ensayar nuevos aspectos tácticos ante el cambio de planes por la baja de Iniesta.

Un solo partido y ante un rival de poca entidad fue el plan elegido por el cuerpo técnico de la selección nacional camino de Suráfrica. Se ha desviado un poco el rumbo a cambio de 750.000 euros que se embolsa la Real Federación Española de Fútbol por jugar en Bakú, donde el fútbol está varios escalones por debajo del resto de continente europeo. España comienza a superar la baja de dos hombres claves en la elaboración de juego: Senna e Iniesta. Por la cabeza del seleccionador pasa la figura de Xabi Alonso en el medio centro y varios candidatos asoman al enorme hueco que deja Iniesta. Cesc, Cazorla y hasta el último en llegar, Pablo Hernández, aspiran al puesto.

En competición, en la Copa Confederaciones, con Sergio Ramos recuperado, Del Bosque podrá dejar la banda derecha libre y apostar por Cesc. Ante Azerbaiyán será diferente por las molestias en el pubis del defensa andaluz y las características distintas que aporta su sustituto, Arbeloa. Por eso, el seleccionador piensa en modificar ligeramente el dibujo de su 4-4-2, jugar con rombo y dos extremos natos.

No forzará a los tocados (Piqué, Ramos, Puyol y Silva), ni a los jugadores más castigados de minutos en una cargada temporada. Por contra, jugadores como Cesc o Cazorla necesitan jugar. Son los que más cortos llegan de preparación tras superar dos lesiones en la recta final de sus campeonatos.

Con la intención de repartir minutos y de que jueguen todos, Del Bosque se ve obligado a innovar en defensa. Faltan tres de sus titulares y será la oportunidad para Arbeloa en la derecha, y una pareja de centrales formada por Raúl Albiol y Carlos Marchena, futbolista que no contó para el seleccionador hasta los últimos duelos ante Turquía por la baja de Puyol.

En su partido de preparación, encontrará en Bakú, la ciudad del viento, características similares a Nueva Zelanda e Iraq. Selecciones que entregan el balón, se encierran para defender fuerte y lanzar contraataques. Será el duelo entre la número 1 de la clasificación FIFA, ante la 140. Dirigidos por un histórico ex jugador, el alemán Berti Vogts, que malvive en sus proyectos como técnico (entrenó sin éxito a Kuwait, Escocia y Nigeria), Azerbaiyán vivirá un día de fiesta con la visita de la campeona de Europa.

Hasta catorce encuentros de clasificación a los Mundiales lleva Azerbaiyán sin marcar un solo gol. Última del Grupo 4 con un solo punto, ya no tiene opción alguna de clasificarse para el torneo surafricano y el pasado sábado perdió su último compromiso frente a Gales (0-1).

Los únicos momentos de gloria que ha vivido en sus 17 años de existencia, fueron la goleada 4-0 a Liechtenstein (1999) y un 2-3 a domicilio frente a Kazajistán (2004). Pese a todo, los pupilos de Vogts sueñan con la hombrada ante una España de pruebas como paso previo a la Copa de las Confederaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios