Fabri: "Llegamos a donde llegan los hombres, a las puertas del ascenso"

  • Fabri se pregunta: "¿Qué coño tenemos que hacer para marcar un gol al Celta? · "Dios nos puso esta prueba", asegura

Fabri estaba pletórico, y también emocionado. Hizo partícipe del triunfo en sus primeras palabras también a la prensa congregada para escucharlo. "Esto es de todos", señaló. El gallego señaló que "llegamos a donde llegan los hombres, a la final", y valoró por encima de todo la fuerza psicológica de sus futbolistas.

"Felicito a los jugadores porque han hecho un esfuerzo extraordinario, levantar la cabeza después de fallar dos penaltis convierte al jugador que los falla en más héroe que cuando lo acierta, y al equipo por seguir peleando", afirmó. "Llegamos a donde llegan los hombres, al final, a las puertas del ascenso. Cuando no aciertas con los goles con tantas ocasiones lo más lógico es que el futbol te lo haga pagar. Llegamos a los penaltis, temí por el partido al fallar Calvo, pero lo bonito es que estamos aquí, hablando de la victoria", resumió.

Fabri se sinceró cuando se preguntó "qué coño hay que hacer para meter un gol. Cuando fallamos el primer penalti pensé que aunque el Celta hiciese un gol estaba convencido de que podíamos hacer un tercero. ¿Qué meigas gallegas ha puesto el Celta para que la pelota no entre?".

Fabri no piensa "en el rival definitivo todavía, no hay que ir tan adelante, vamos a verlos, a sacar conclusiones de los dos equipos y apelar al trabajo y el respeto, hemos ido partido a partido, sabíamoss que teníamos oportunidades, hemos ido de humildes, no hemos presumido de nada y ya no se puede llegar a más, estamos en la final".

Cuestionado por los penaltis de Dani, y por qué tiró el segundo, afirmó que "¿Por qué no Dani, si tiene toda la confianza del mundo, quien aseguraba que si lo tira otro lo mete? Si yo hubiera decidido le habría dicho que lo tirara él. Lo psicológico del jugador está por encima de todo. De hecho ha tirado el tercero, eso le va a servir para crecer, para mejorar, el fútbol está en la cabeza. Ha hecho otras veces goles inverosímiles, que no han puesto los pelos de punta".

No le puso pegas el gallego a su equipo, todo lo contrario: "Del equipo me ha gustado todo, ninguna crítica, el equipo cuando se entrega, lo da todo, pone la cabeza a disposición del objetivo, está metido hasta morir... ¿Qué más se puede pedir?"

Confesó Fabri que cuando Michu lanzó el penal definitivo "estábamos sentados en el banquillo, me cogí las manos con Nyom, estábamos acojonados".

A su juicio, lo vivido anoche "va a agrandar mucho a este equipo y a esta afición, se ha vivido algo extraordinario. Estaba convencido de que lo que pasó en Vigo no era merecido, que era una prueba que le ponían al equipo para salir reforzado. La de hoy ha sido otra. Dios nos ha puesto en el camino esto y vamos a salir como cohetes para la final".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios