La Federación considera que la polémica con Tarrés en la sincronizada pertenece a la esfera privada

  • Gemma Mengual, que formará parte de la dirección artística en la nueva composición, se ha desmarcado de la polémica generada por la carta. Según Andrea Fuentes, "muchas ni habían entrenado con Anna Tarrés".

Comentarios 1

Fernando Carpena, presidente de la Real Federación Española de Natación (RFEN), ha explicado que "la mejor forma de zanjar" todos los asuntos que han rodeado la salida de Anna Tarrés del equipo español de natación sincronizada se deben resolver en el ámbito privado. Carpena se refería a la denuncia realizada por un grupo de quince ex nadadoras del equipo español en contra de los métodos de Tarrés. "Por respeto a las personas que la firman, la mejor forma de zanjar estos asuntos es que los implicados lo resuelvan entre ellos. La Federación está al margen", ha comentado. En la carta, las ex nadadoras denuncian abusos y malos tratos por parte de Tarrés y explican que sufrieron desprecio, amenazas, manipulaciones, pánico e insultos continuadamente y desde hace tiempo.

La ex nadadora Gemma Mengual, principal estrella del equipo español con Tarrés y que formará parte de la dirección artística en la nueva composición, se ha desmarcado de la polémica generada por la carta de las quince deportistas. "No puedo hablar de la experiencia de las demás, solo de la mía. Siempre he tenido una buena relación profesional y personal con Anna Tarrés. Esto no tiene que ver con mi historia. Ni he visto ni lo he escuchado (lo que se relata)", ha dicho Mengual, quien todavía no ha hablado con Tarrés sobre todo este asunto.

Carpena ha pedido "cautela y respeto" con "el ámbito privado" de las personas. "Todo alude a actuaciones que han podido suceder en el desempeño de algunas funciones. Internamente veremos si se constata o no. Será una cuestión interna y pido el máximo respeto", ha dicho. "Los valores del deporte están por encima de todo. Pido respeto por la posición de los que no están en ese escenario directo y viven al margen de él", ha insistido Carpena. El presidente del RFEN, que en ningún momento de la rueda de prensa nombró a Anna Tarrés, ha indicado que "para conseguir una medalla de oro no vale todo", así como que "uno siempre quiere dormir con la conciencia tranquila". Carpena ha calificado su relación con Tarrés, que se mantendrá en el cargo hasta finales de año cuando se extingue su contrato, de "cordial y educada".

El nuevo equipo técnico, que fue presentado en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat del Vallés, está formado por Ana Montero (directora técnica), mientras que la seleccionará será Esther Jaumá, acompañada de Anna Vives y Majuku Fujiki. Mengual será la asesora en cuestiones artísticas. "La decisión se ha tomado porque queremos seguir creciendo, construyendo sobre lo extraordinario que se ha conseguido. Lo vamos a hacer corrigiendo lo que no vemos bien e introduciendo elementos nuevos que nos completen un sistema de organización distinto", ha indicado el dirigente.

Carpena ha comentado que el objetivo es estar en lo más alto. "Queremos el oro, queremos expandir e integrar el éxito de la sincro y la repercusión que tiene para aumentar nuestro potencia. Además, el conjunto del territorio español se tiene que sentir partícipe de todos los éxitos", ha dicho. El director de la RFEN ha agradecido la presencia en el acto de las componentes del equipo español. "Se ha tomado una decisión y la comprendéis. Seguiremos creciendo y lo haremos trabajando aquí en el CAR. Lo tenemos todo. La decisión se ha tomado en el momento clave, porque trabajamos por ciclos olímpicos", ha dicho.

Ha asegurado que conoció la carta enviada a los medios cuando la publicaron y que el conocimiento de la misma "no ha tenido incidencia en la decisión tomada". Carpena ha recordado que se hizo cargo de la RFEN a finales de 2008 y que muchos de los episodios que se han relatado en la carta son anteriores. "Indagaré qué derroteros se tomarán, no sé si acabará en los juzgados", ha añadido. Gemma Mengual ha recalcado que no le gusta "el morbo" que ha rodeado a este asunto. "No es elegante sacar mierda. No toca, pienso que hay un cambio, hay que quedarse con lo bueno y dejarlo aquí", ha dicho la ex nadadora, que ha calificado a Anna Tarrés de "ambiciosa, intuitiva y trabajadora".

Andrea Fuentes: "Muchas ni habían entrenado con Anna Tarrés"

Andrea Fuentes, la líder del equipo español de natación sincronizada, ha asegurado que algunas de las ex nadadoras firmantes de la ni siquiera pertenecían al equipo español ni tampoco conocían a la anterior seleccionadora. "Hace muchos años que estas personas no están. La mayoría de la gente que ha firmado la carta no ha estado ni en la selección y ni ha conocido a Anna. Nosotras estamos aquí, seguiremos entrenando que es nuestro trabajo. Lo otro es agua pasada y, por favor, dejemos esto de lado porque nosotros queremos entrenar bien", ha comentado la nadadora.

"Entiendo la posición de cada una y cada una ha vivido sus experiencias y no me meto con las personales, porque la mitad ni las recuerdo ni estaba. Si han pasado, yo no estaba y cada uno tiene una forma de ver las consecuencias que han tenido sus actos", ha insistido. Fuentes se ha quejado que los medios presten más atención a este tipo de episodios extradeportivos que al trabajo del equipo que "es mucho más importante". "Estamos en un momento en el que nos gustaría celebrar lo que hemos conseguido y no estar de duelo como parece que estemos. Simplemente queremos dar un mensaje constructivo, queremos seguir adelante, entrenar, ganar y ya está. No queremos que se nos tilde de ovejas que han sufrido bajo la tutela de un dictador, porque nosotras hemos elegido este camino voluntariamente", ha insistido.

Fuentes ha recalcado que el equipo "ha sido consciente" de cualquier cosa que haya pasado. "Hemos ido voluntarias al entreno y lo hemos pasado como cualquier deportista de elite, momentos muy duros y otros increíblemente geniales, momentos en los que sabíamos que para ganar una medalla había que llegar a ciertos puntos y lo hemos hecho orgullosísimas", ha insistido.

Ha bromeado cuando le han preguntado qué ocurría si alguna nadadora le llevaba la contraria a Anna Tarres. "Muere", ha dicho entre las risas de sus compañeras también presentes en la conversación. "Estamos vivas, a ver si nos entendemos... En quince años de trabajo duro no vamos a pretender que todo sea un camino de rosas y de que vamos a ir flotando por los aires como cuadrúpedos felices. Somos gente que estamos en el deporte de elite y la elite no es para todos. Ha sido muy duro y lo seguirá siendo con nuestro consentimiento", ha insistido.

Una de las componentes del equipo, la canaria Thais Henríquez, ha explicado que Anna Tarrés hablaba en catalán "de natural" en los entrenamientos, pero ha querido desmentir que la antigua seleccionadora dejara fuera del equipo a las nadadoras que no entendían el catalán. "Yo he tenido que aprenderlo (el catalán) y no pasada nada. En algunos momentos es más fácil que aquí venga gente de Barcelona, sobre todo ahora con la crisis, porque las becas cuestan mucho dinero. No me he sentido maltratada por no ser catalana. Creo que no se ha sentido así nadie", ha argumentado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios