ciclismo

Froome: "Mi legado no quedará manchado"

  • El ciclista insiste en que siguió la prescripción facultativa y que no quebrantó la norma

Chris Froome, ayer de pretemporada en Alcudia (Mallorca). Chris Froome, ayer de pretemporada en Alcudia (Mallorca).

Chris Froome, ayer de pretemporada en Alcudia (Mallorca). / cati cladera / efe

El británico Chris Froome, cuatro veces ganador del Tour de Francia y vencedor de la Vuelta a España en 2017, manifestó que su legado "no quedará manchado" por su reciente positivo por salbutamol en la ronda española y reiteró que no ha infringido las reglas vigentes.

El ciclista del Sky de 32 años se sometió a una prueba de orina el pasado 7 de septiembre, durante la disputa de la Vuelta, que reveló una concentración de salbutamol de 2 microgramos, el doble de lo autorizado -lo máximo permitido por el reglamento de la UCI es 1 microgramo-.

"Mi legado no va a quedar manchado. Naturalmente entiendo que esto pueda sorprender a mucha gente, pero defiendo lo que he dicho siempre y reitero: no he infringido las reglas y no me he administrado más de la cantidad permitida. Estoy seguro que al final la verdad saldrá a la luz", expresó Froome en una entrevista con la cadena pública británica BBC.

"Puedo entender la reacción de la gente, sobre todo dada la historia de nuestro deporte. Sin embargo, éste es un caso totalmente diferente: no es un test que haya dado positivo", apuntó el ciclista.

El salbutamol es un broncodilatador que sirve para abrir los bronquios de las personas asmáticas, como Froome, y que puedan respirar adecuadamente. Según el ciclista, únicamente siguió la prescripción del médico del equipo de aumentar la dosis durante la Vuelta. "La UCI me ha pedido más información sobre mi uso del salbutamol, que es una medicina muy común en el tratamiento del asma. Todos los asmáticos sabrán lo que es", dijo un Froome que está dispuesto a colaborar para llegar hasta el fondo de la situación.

"Nuestro deporte ha estado en un lugar muy oscuro en los últimos años y yo he intentado, durante toda mi carrera, demostrar que el ciclismo ya no es lo que era. Llevo 10 años siendo ciclista, corriendo con asma y tratando los síntomas. Conozco las reglas y los límites y nunca los he superado", prosiguió.

Ante la posibilidad de una sanción -que la UCI le quite el título de la Vuelta o que sea suspendido varios meses la próxima temporada-, Froome afirmó que "a día de hoy" no piensa y no va "a especular sobre eso", y que está "centrado únicamente en colaborar con las autoridades". También manifestó en la cuenta de una red social que le resulta triste "ver argumentos erróneos sobre el uso de salbutamol por atletas asmáticos", y expresó su temor de que esta acusación pueda llevar a otros deportistas con tal enfermedad a privarse de inhalar ese medicamento en situaciones de emergencia "por temor a ser juzgados". "No es algo de lo que haya que avergonzarse", agregó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios