Geijo se ve obligado a parar

  • Está casi descartado para la primera eliminatoria de la fase de ascenso · Permanecerá en reposo hasta el inicio de la próxima semana · El intento de acortar los plazos de recuperación no ha surtido efecto

Los servicios médicos, el cuerpo técnico y el delantero centro titular del Granada CF lo intentaron. Le propusieron un pulso a la evidencia y se esmeraron en acortar los plazos de recuperación de la reciente operación de hombro que sufrió el futbolista, el pasado 15 de mayo. Las tres semanas de reposo total para comenzar el trabajo de recuperación era lo aconsejable, así que no sería hasta el próximo lunes cuando Geijo debiera haber iniciado los ejercicios para recuperarse. Sin embargo, el ariete lleva días trabajando la movilidad de la zona y en los ensayos del martes y el miércoles saltó al terreno de juego y se ejercitó con sus compañeros. Ayer, el hombro dijo basta, el futbolista se vio obligado a parar y no volverá a trabajar hasta el próximo lunes o martes, después de una nueva revisión. Eso lo descarta para la ida de la primera eliminatoria por el ascenso a Primera y casi también para la vuelta en Los Cármenes.

Geijo atendió a este diario amablemente, aunque con apariencia seria, seguramente muy tocado por un nuevo palo que, no obstante, no ha supuesto una sorpresa para él: "Estas cosas se pueden esperar, porque los plazos son los plazos y nosotros no los hemos cumplido. No estamos hablando de una microrrotura, sino de una operación quirúrgica en la que se han roto músculos y se han colocado una placa y tornillos. Lo hemos intentado, pero no ha sido posible", explica el futbolista rojiblanco, quien reconoce estar "jodido" por su situación en el momento más importante de la temporada.

Los síntomas que ayer sufría el ariete eran más que significativos sobre sus problemas. Tenía dolor, inflamación y casi nula movilidad en la zona. "Hacen falta tres semanas para que la operación cicatrice, hemos intentado ir más rápido, pero cada vez que hago un esfuerzo se inflama la zona y siento dolor", explica Geijo, quien a partir de ahora no piensa ponerse ningún plazo y solo regresará al trabajo "cuando esté al cien por cien para poder hacerlo". De momento, la consigna es que pare hasta el próximo lunes o martes, cuando volverá a ver a los doctores, tal y como hizo en la jornada del miércoles, una revisión en la que ya se advirtió que las cosas no marchaban bien. "Lo he intentado, pero ahora toca esperar al menos hasta el lunes, prefiero no marcarme ninguna meta porque si fuerzas, se ha demostrado que puede ir en contra, así que igual lo mejor es no hacer nada y seguir las pautas de la recuperación hasta que esté al cien por cien y si no puedo jugar más este año, qué le vamos a hacer", esgrime el delantero con resignación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios