Gerard Moreno enfría Balaídos en la recta final

Gerard Moreno celebra su gol en Balaídos. Gerard Moreno celebra su gol en Balaídos.

Gerard Moreno celebra su gol en Balaídos. / salvador sas / efe

Un fantástico gol de Gerard Moreno, cuando apenas faltaban cinco minutos para el final del duelo, evitó la victoria del Celta en un partido que el conjunto gallego remontó con dos goles de Maxi Gómez.

El Celta se adueñó de la pelota desde el primer minuto. No extrañó el guión. Enfrente, salió con la idea clara el Espanyol. Colocó su línea de presión muy alta para evitar que el rival iniciase el juego desde su área con comodidad y ejecutó esa idea con decisión, sin inquietarle el dominio del conjunto gallego. El plan catalán tuvo premio a los once minutos: recuperó una pelota en el centro del campo, pilló descolocada a la defensa local y Leo Baptistao culminó la triangulación con el gol.

No desesperó el equipo de Unzué y tras varios avisos Maxi Gómez empató con un cabezazo tras un centro de Hugo Mallo. El Espanyol apenas cambió con el gol vigués y el guión se mantuvo durante la segunda mitad, aunque el Celta, en ocasiones poco vertical, chocó contra la fortaleza defensiva visitante unida a un Diego López que desbarataba cualquier opción. Pero a 10 minutos para la conclusión Maxi Gómez cazó un centro desde la izquierda de Emre Mor y, tras el control y un giro, batió al portero. No amarró ahí la victoria el Celta y en la única ocasión del Espanyol en todo el segundo tiempo llegó el empate: Víctor Sánchez lanzó un pase largo y Gerard Moreno, que se zafó del marcaje de Sergi Gómez, se sacó un lanzamiento cruzado desde fuera del área el gol del empate final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios