El Getafe se desata

  • Los de Bordalás avasallan a un errático Villarreal

El Getafe ganó al Villarreal y logró su primera victoria de la temporada en el Coliseum Alfonso Pérez con un partido brillante en el que el doblete de Ángel y los tantos de Jorge Molina y Markel Bergara desataron a un equipo iluminado.

Necesitado de puntos en su estadio, donde el Getafe no sumó ni uno pese a merecerlo ante Sevilla y Barcelona, el choque frente al Villarreal llegó para los hombres de José Bordalás como una oportunidad de dar un golpe encima de la mesa después de un inicio de campeonato más que correcto.

El conjunto madrileño tuvo que aguantar a su rival los primeros veinte minutos. El Villarreal dominó el choque con claridad en ese periodo y dispuso de un par de oportunidades para inaugurar el marcador. Primero lo intentó Mario Gaspar con una internada por la derecha y después Bakambu con un disparo que salió fuera de la portería de Vicente Guaita.

El dominio amarillo duró lo que tardaron en despertar los dos medio centros del Getafe. En cuanto Markel Bergara y Arambarri volvieron a su ser, el equipo de Fran Escribá desapareció prácticamente del terreno de juego. En los últimos 15 minutos, entre ambos, y junto a los movimientos de Jorge Molina, se quedaron cerca del gol.

Después fue Djene Dakoman quien se adentró en el área del Villarreal para ceder a Jorge Molina un gol cantado que fue anulado por fuera de juego. Y, fue el ex jugador del Betis, quien proporcionó a Markel Bergara con un taconazo mágico un mano a mano que desperdició el jugador vasco.

Esa inercia positiva para el Getafe se mantuvo en el inicio del segundo tiempo, cuando, a la cuarta intentona, marcó el primer gol del partido por medio de Ángel, que aprovechó una prolongación de Cala en un córner para mandar de cabeza la pelota a la red de la portería de Barbosa.

Ángel marcó su segunda diana en tres días y rompió definitivamente al Villarreal, que aunque se reforzó en ataque con la entrada en el campo de Bacca, se hundió poco a poco.

Entonces, Jorge Molina y Markel Bergara, que merecían un premio, se lo llevaron en forma de gol. El primero aprovechó un error de Rubén Semedo para marcar en un mano a mano y el segundo recogió un rechace en el área pequeña para hacer el 3-0.

El Getafe, con más de 20 minutos por delante, se relajó y disfrutó de la primera victoria de la temporada en su estadio. En el añadido, Ángel cerró la goleada con su segundo tanto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios