El Granada B da a alas a un rival directo por el ascenso

español alq.: Dona, Dani, Víctor, Martín, Salva, Patri, Omar (Ramón, 80'), Tenorio (Felipe, 86'), Manolillo, Chichí (Raúl Alonso, 69') y Thiago (Adri, 73'). granada B: Rafa, Álex Carmona, Koeman, Cabrera, José Carmona (Juninho, 75'), Christian (Boateng, 66'), Paquito, Rubén Peces (Migue Marín, 66'), España (Tano, 75'), Goku y Cuero. Árbitro: Sarmiento Pérez (malagueño). Amonestó a Patri, Tenorio, Chichí, Víctor y Adrin y Christian, Cabrera y Marín. Goles: 1-0 (14') Manolillo. 1-1 (44') España. 2-1 (59') Thiago. 3-1 (70') Raúl Alonso. 4-1 (87') Adri, de penati.

El Español del Alquián sigue intratable y ayer, aunque lo pasó mal en la primera parte, desarboló por completo al Granada B (4-1).

Se cumplía el 14' cuando Manolillo hizo el 1-0. Ante esto, el filial que propuso buen fútbol y pudo empatar en el 29' con un disparo de Cuero que se marchó fuera en un anticipo del empate, el cual logró Migue España de disparo raso y cruzado antes del descanso.

El gol dio más compostura a ambos equipos, pero también más solidez al conjunto local, que recuperó la concentración que había perdido al final de la primera parte.

Al poco de la reanudación, Thiago plasmó el dominio local en el marcador al rematar un centro de Chichí (59'). El filial comenzó a descomponerse ante la experiencia españolista y, en el 70', Raúl Alonso, que aparece siempre cuando más lo necesita el equipo, recogió un rechace en el área tras disparo de Thiago y puso la comodidad en el tanteador para los locales. Los almerienses ya no pasaron apuros y terminaron de redondear otra goleada en el 87' con el tanto de Adri, de penalti.

El Parador vuelve a reengancharse a la estela de la zona alta de la clasificación después de superar a un Vandalia se hundió con el autogol de Gabri en la recta final del choque (2-0).

Tras varias semanas naufragando en la zona media de la tabla clasificatoria, los roqueteros empiezan a recuperar el terreno perdido en jornadas anteriores gracias a su importante victoria ante un Vandalia que les puso las cosas más difíciles de lo que se pensaban. Tanto que los de Fran Fernández no encontraron el gol hasta la recta final del segundo período, cuando el granadino Gabri lo marcó en su propia portería. El 1-0 dejó mucha más emoción para un partido en el que los locales encontraron la tranquilidad en el tiempo de prolongación. Jandro, que ejercía de delantero ante las numerosas bajas que tuvo el Parador ayer en ataque, deshizo las esperanzas azulgranas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios