Gritos de "¡fuera, fuera!" y "¡Sergio vete ya!", y pañuelos contra el palco

  • La afición del CB Granada protesta por la situación del equipo en los instantes finales del partido

Comentarios 7

Definitivamente el ambiente está enrarecido en el entorno del Club Baloncesto Granada. El malestar entre la afición, que en el partido ante el Fuenlabrada ya había dado muestras de su disgusto, estalló ayer en la parte final del encuentro.

A falta de dos minutos para la conclusión, con el marcador en desventaja (70-74) no pocos seguidores granadinos empezaron a tomar el camino de la calle. Y un minuto después, con 74-80, la intensidad de los pitos creció bajo los gritos de "¡fuera, fuera!"! Además, muchos de ellos se dirigieron directamente al palco, donde el presidente de la entidad, José Julián Romero, aguantó estoicamente la pañolada que se le dedicó. A trascartón, el objeto de las iras fue el entrenador del CB Granada, pues un sonoro "¡Sergio vete ya!" retumbó por todos los rincones del Palacio. Hubo una pequeña tregua cuando en los últimos compases el conjunto anfitrión se puso a tres puntos de su rival, pero apenas sonó el bocinazo final los aficionados volvieron a manifestar su enfado contra los que consideran responsables de la crítica situación del equipo, que ya se deja ver como un claro aspirante al descenso, más que por la situación que ocupa en la tabla, por la impresión de impotencia absoluta que ha dejado en sus últimos compromisos y, sobre todo, por las dudas que ha generado sobre las posibilidades de poder ganar algún encuentro de los que le restan.

Sobre esta actitud del público, Sergio Valdeolmillos subrayó que "por lo menos hemos conseguido que mostrara su desacuerdo al final del partido, algo de lo que está en su perfecto derecho, aunque durante el mismo ha estado muy bien animando al equipo". Luego, el técnico no se escondió: "Ahora mismo me toca a mí asumir la responsabilidad de lo que está pasando".

Valdeolmillos calificó el partido como "igualado", y dijo que se resolvió por "pequeños detalles". Entre éstos, reconoció que el Ricoh "ha marcado mejor el ritmo, con posesiones largas y buscando sus opciones". Asimismo, añadió que "ellos llegaron al final con las posibilidades más de cara".

Sobre las opciones de que llegue algún refuerzo, el técnico negó que se esté buscando algún jugador en el mercado: "No creo en la posibilidad de que venga alguien de fuera a solucionarnos las cosas. Ahora estamos los que estamos y tenemos que intentar recuperarnos".

"Quedan cuatro partidos para acabar la Liga y lo que necesitamos es mirar hacia adelante. No podemos centrarnos en los aspectos negativos, porque estamos como estamos e, insisto, hay que mirar hacia adelante. Luego habrá tiempo para reflexionar sobre lo ocurrido", concluyó el técnico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios