Holanda afronta la ola de absentismo laboral por culpa del Mundial

  • Dos millones de personas, un 25% de la población, han pedido la baja temporal para poder ver los partidos de la 'oranje'.

El Mundial de fútbol de  Sudáfrica levanta tanta pasión entre los aficionados holandeses que  cerca de dos millones de personas, un 25 por ciento de la población activa, solicitaron bajas para poder presenciar los partidos de la oranje

"Nuestras estadísticas muestran claramente que entre las fechas de  comienzo y final del mundial (del 11 de junio al 11 de julio), el 25  por ciento de holandeses ha pedido una baja temporal, que según la  legislación holandesa, no tienen por qué justificar, ya que puede ir  a cuenta de sus vacaciones legales", aseguró a la agencia dpa Walter  Vildagen, miembro del Ministerio holandés de Trabajo. 

Uno de los momentos estrella será el duelo que enfrente a Holanda  con la selección de Dinamarca. 

"Para presenciar ese partido, en Johannesburgo, se han registrado  1,9 millones de bajas voluntarias, lo cual, en términos relativos,  equivale a una ola de absentismo, ya que tales cifras sólo se dan en  nuestro país en casos de epidemias graves o fenómenos similares",  explicó el funcionario. 

Esos guarismos, agrega, han sido proporcionadas a la oficina  central de estadísticas de Holanda (CBE) por las empresas privadas o  públicas en las que trabajan esos aficionados. 

La televisión pública holandesa NOS transmitirá todos los partidos  del Mundial en directo, y también se podrá seguir la evolución de la  oranje en el sitio de Internet de la cadena. 

Un portavoz del Ministerio holandés del Trabajo (MVA) expresó su  confianza en que no se produzca una "malsana ola de absentismo"  laboral durante la retransmisión de los partidos. 

"Pensamos que cada empresa tiene que ser libre de poder organizar  su jornada laboral de la manera más racional y sensata posible. Por  ejemplo, quien quiera acudir a su puesto de trabajo durante el  Mundial y al mismo tiempo tener la posibilidad de ver los partidos,  debe llegar a un acuerdo con su jefe por ejemplo para recuperar las  horas perdida con posterioridad", explica a dpa Peter Aaarts. 

Algunas empresas holandesas, según informa hoy el periódico  Algemeen Dagblad, han dado permiso a sus empleados para poder  ausentarse -exclusivamente- durante la retransmisión de los partidos  de la selección naranja

Según datos de una encuesta de la televisión holandesa, cerca del  10 por ciento de la población activa del país (cinco millones sobre  un total de aproximadamente de 15 millones de holandeses) ha previsto  con mucha antelación sus días libres de cara al Mundial de Sudáfrica. 

Un tercio de los encuestados piensa que Holanda no pasará de  cuartos de final, un 30 por ciento cree que la selección llegará a  semifinales y un 14 por ciento ve al país de los tulipanes como  campeón del mundo. 

"Creo que ese 14 por ciento de compatriotas que piensan que  seremos campeones es una cifra extraordinariamente alta, es más,  nunca pensé que los holandeses fueran chauvinistas. Pero que casi dos  millones de personas piensen que seremos campeones es una cifra  sorprendente", dice Vildagen. 

Si la oranje fuera eliminada, los holandeses, según la encuesta,  creen que los grandes favoritos son Argentina y Brasil. Tercero en la  lista está Alemania. 

Y para los empleados que quieran convencer a sus jefes de que les  dejen ver al menos los partidos en los que juega Holanda, un  grupo de aficionados ha abierto la página de Internet  wkkijken.nl, donde se afirma que poder presenciar un partido del  Mundial "relaja el ánimo del trabajador y propicia un mejor clima  laboral". 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios