José Julián abandona el CB Granada

  • Renuncia de forma irrevocable a la presidencia y anuncia que por un euro pone en venta todas sus acciones de la entidad · Asegura la continuidad del equipo en la competición

Comentarios 2

José Julián Romero anunció ayer su renuncia a seguir como presidente del Club Baloncesto Granada. Dijo que la decisión adoptada era "irrevocable" y la justificó por "motivos personales". De igual modo, afirmó que venderá por "un euro" todas las acciones que posee de la entidad y aseguró que está garantizada la continuidad del equipo la próxima temporada en la Liga ACB.

Las manifestaciones deL hasta ahora mandatario las realizó en el transcurso de una comparecencia ante los medios de comunicación en el hotel Carmen de la capital a las 11:30 horas de ayer. Noventa minutos antes, en al sede del club junto al Palacio de Deportes, se lo dijo a los trabajadores de la entidad, que no dudaron en arroparle en la rueda de prensa.

La determinación de Julián no pilló por sorpresa a demasiadas personas. En los últimos meses, incluso sin haber finalizado la competición regular, se ha barruntado la posibilidad, si bien el mandatario nunca lo confirmó. Los problemas contables registrados por la entidad en las últimas dos temporadas y la situación de crisis que pesa sobre el país y por ende sobre los patrocinadores del equipo y sus propias empresas, se pueden considerar las principales claves para el abandono de la presidencia del club.

Hay que recordar que la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) advirtió en una circular, que remitió en el mes de abril, que la entidad se encontraba en una situación de disolución por segundo año consecutivo y amenazó al CB Granada de excluirlo de la competición, según obliga la Ley de Sociedades Anónimas Deportivas. En las citadas dos temporadas el club había acumulado en torno a dos millones de euros de deuda.

A partir de ahí, los movimientos se José Julián se multiplicaron y, para resolver el desfase, planteó la necesidad de capitalizar el valor del usufructo de la plaza para competir en la ACB, que es propiedad del Ayuntamiento de Granada y que explota el CB Granada. La propuesta, en un principio, recibió la negativa por parte de la patronal de los clubes, que días más tarde dio marcha atrás y la aceptó tras mantener una reunión sus técnicos con los responsables del Consistorio (19 de mayo). Ahora sólo falta que se apruebe dicha cesión en el pleno municipal del próximo 26 de junio. Cuatro días más tarde, la entidad debe presentar el balance equilibrado y podrá volver a competir en la máxima categoría del baloncesto español.

"En el consejo de administración del club que hubo ayer [por la noche del lunes] presenté la dimisión de presidente. Los motivos son sólo cuestiones personales mías. No tengo el ánimo ni la fuerza que tenía en otros momentos. Pensar que llevo siete años de presidente, y cuatro y pico más en el club, y la verdad es que se da uno cuenta de que no tiene el mismo fuelle que tenía al principio. Creo que, por el bien del baloncesto, lo mejor que puedo hacer es retirarme". Con estas palabras argumentó José Julián Romero su salida del CB Granada.

El hasta ayer máximo dirigente de la entidad nazarí, a renglón seguido, tuvo palabras para la afición. Dijo que "siempre ha tenido un comportamiento correcto" y alabó que hayan tenido siempre a la entidad entre las cinco primeras de la Liga en asistencia de público a los partidos. De igual modo, aprovechó para dar las "gracias a todos los patrocinadores", tanto a los que han puesto más como a los que menos, y lanzó su deseo de que "sigan apoyando el baloncesto".

En el capítulo emotivo de la despedida, Julián no dudó en tratar de levantar el ánimo de los trabajadores del CB Granada, "sobre todo por los dos últimos años", tiempo que calificó como "muy duro y muy difícil", ya que han sido en los que se ha provocado el desfase contable que ha provocado la situación complicada por la que atraviesa la entidad a nivel financiero. También por ser años en los que se ha sufrido más de lo esperado en la lucha deportiva por conseguir la permanencia en la Liga ACB. Basta con recordar lo acontecido en la campaña 2007/08, en la que se evitó el descenso en la última jornada y casi en el último segundo al vencer a Tau.

José Julián arguyó en su despedida que justo antes había llamado al presidente de la ACB, Eduardo Portela, para comunicarle su marcha y decirle que "el proyecto va a seguir, ya que el club es algo más que una persona y que la ciudad merece estar en ACB". De igual modo, subrayó que "no voy a poner ninguna pega ni ninguna traba al que quiera hacerse cargo del club", a lo que agrego: "Estoy dispuesto a ceder las acciones aunque sólo sea por un euro".

El ya ex presidente del CB Granada aprovechó la ocasión para en su repaso de despedida hacer varias consideraciones más. En primer lugar afirmó que "el club tiene una imagen impresionante a nivel nacional". Luego apuntó que en las cinco primeras temporadas "hemos cuadrado perfectamente nuestros presupuestos" y que en las dos últimas, cuando creían que estaban más consolidados en estructura deportiva y con un equipo de importante nivel, se ha producido la crisis económica y "nos han fallado bastantes apoyos".

El dirigente aseguró que desde el club "se han tomado las medidas necesarias para hacerlo viable económicamente y seguir funcionado". José Julián informó de que desde la entidad se está negociando con diferentes entidades financieras para "resolver pronto el problema de liquidez" y comunicó que los auditores de la ACB estarán en Granada a partir del día 15 para analizar las cuentas del club.

José Julián Romero se manifestó dolido por los comentarios que han corrido en las últimas semanas acerca de la situación económica de la entidad y puntualizó: "Las cuentas del CB Granada son públicas y, pese a eso, en cuanto el consejo de administración las firme, las voy a publicar en la prensa, como un anuncio más, para que todo el público conozca la situación y nadie se lleva a engaño". Apostilló que "no hay nada sorprendente ni nada que ocultar", para insistir en que "todos los años hemos pasado las auditorías perfectamente" y esgrimió que "el año pasado tuvimos muchos problemas con el auditor porque queríamos que se llevara a patrimonio un millón y medio de euros que tenemos depositados en la ACB, y no nos lo aceptó, cuando había aceptado otras cosas de otros clubes pero, con todo y con eso, podíamos seguir hacia adelante".

Finalmente, Julián quiso "pedir perdón" por los errores cometidos en los asuntos deportivos, de los que dijo que "han sido bastantes". También por "no haber cuadrado los presupuestos en los dos últimos años", ante lo que se culpó por "no haber sabido estar a la altura que he debido estar". Eso sí, no desaprovechó para asegurar que "aún así, el club es de los más saneados y con expectativas de futuro en la ACB".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios