Joventut y Akasvayu, a la final

  • Rudy Fernández se convierte en gran protagonista de la victoria del conjunto de Badalona · Los de Gerona eliminan al equipo de Pesic, su anterior entrenador

Dos equipos españoles, Joventut y Akasvayu Girona, disputarán esta tarde en Turín la final de la Copa ULEB de baloncesto, tras ganar hoy sus respectivas semifinales ante el Galatasaray turco y el Dynamo de Moscú ruso (18.30 horas). Primero se clasificó el equipo de Badalona, sin demasiados problemas ante el Galatasaray, al que derrotó por 90-83 con una extraordinaria actuación de su jugador franquicia, Rudy Fernández. Más tarde logró el Akasvayu logró el billete para la final, la segunda europea consecutiva del equipo de Girona, a costa del Dynamo de Svetislav Pesic, al que superó con un marcador más ajustado, 78-81. Ambos equipos se jugarán el título y una plaza en la Euroliga.

En la primera semifinal, el talento natural y el liderazgo de Rudy Fernández le sirvieron al DKV Joventut para tumbar al Galatasaray turco (90-83) y colarse en la final de la Copa ULEB de Turín, en un partido más eficaz que brillante, frente a un rival inferior y ante el apoyo de un millar de sus seguidores.

Un intenso sprint inicial y el ascendiente de Rudy fueron suficientes para la Penya, nuevamente presente en una final europea, un par de años después de ganar la Copa FIBA en Kiev. Ante el anárquico Galatasaray, el conjunto de Aíto García Reneses impuso su ritmo en la primera parte, se marchó en el marcador y con la ley del mínimo esfuerzo, presentó su candidatura oficial al título en el Palavela de Turín.

En la segunda semifinal, ni la presencia de Henry Domercant, MVP de la fase regular, ni el poderoso currículum de Svetislav Pesic asustaron al Akasvayu Girona en un partido que ganó (78-81) con la serenidad de los grandes y rompiendo los pronósticos que colocaban a los rusos en la final de la competición.

El Akasvayu despachó al Dynamo de Moscú sin complejos. Lo hizo sostenido por el liderazgo de Marc Gasol y la irrupción de Radenovic, una desagradable sorpresa para los rusos, un salvavidas para el Akasvayu con sus 20 puntos y 7 rebotes. El Akasvayu se aplicó en el rebote, eligió bien el tiro y gobernó el encuentro, aunque se obligó a un ejercicio de supervivencia en los últimos minutos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios