basket navarra | covirán granada

Juntos por un sueño... de Oro

  • El conjunto de Pablo Pin ascenderá hoy si vence en tierras pamplonesas

  • Los rojinegros se miden a un equipo ya clasificado para 'play offs'

La plantilla del Covirán acude a la cita de esta tarde concienciada y con la ilusión de lograr el objetivo. La plantilla del Covirán acude a la cita de esta tarde concienciada y con la ilusión de lograr el objetivo.

La plantilla del Covirán acude a la cita de esta tarde concienciada y con la ilusión de lograr el objetivo. / álex cámara

Llegó el día más esperado. Desde que arrancara la pretemporada allá por el pasado 28 de agosto, Pablo Pin, su cuerpo técnico y los jugadores han trabajado con un solo objetivo aunque de puertas para fuera no se expresara tan abiertamente: el ascenso. Esa meta se puede lograr hoy si el Covirán logra vencer en tierras pamplonesas al Basket Navarra. Un triunfo, un ascenso. No hay más.

Los rojinegros tienen dos balas en la recámara pero no quieren acudir a la última de ellas y jugárselo todo en un último partido en casa, que sería más bonito, cuando tienen en su mano subir por la vía rápida. En el seno de la entidad granadina se quiere que el choque de la próxima semana ante el filial del Baskonia sea una auténtica fiesta con el ascenso a LEB Oro en el bolsillo, por lo que hoy deberán hacer los deberes en una jornada con horario unificado y ante un rival que ya tiene plaza de manera matemática para los play offs. Los locales ya no podrán ser cabeza de serie aunque tratarán de evitar en las dos jornadas que restan a Alicante en la primera eliminatoria.

En el mejor momento de la temporada con nueve victorias en los últimos diez encuentros disputados y en un estado de forma excepcional, si el Covirán rinde al nivel del último mes de competición será equipo de la segunda categoría del baloncesto nacional a eso de las 21:45 horas de hoy. Al margen de la oposición que pueda ofrecer el conjunto entrenado por David Mangas, un elemento que puede jugar en contra de los de Pin es la posible ansiedad por tener tan cerca el objetivo. Desde el vestuario se han lanzado durante la semana mensajes de tranquilidad y poca euforia, sobre todo por parte de los jugadores con más experiencia, pero es inevitable que exista sobre todo en el entorno.

Lo cierto es que si los rojinegros están tan acertados en ataque como en las últimas jornadas, la victoria tendrá muchos visos de caer de lado nazarí. Y es que en tres de las cuatro últimas citas, el Covirán ha sumado más de 90 puntos por partido, una cifra que refleja el buen momento de un equipo que se ha caracterizado más a lo largo del curso por ser muy fuerte defensivamente y no tanto en pista delantera.

A ello están contribuyendo jugadores que están terminando la campaña a un gran nivel como Ferrán Torres, que acumula tres grandes partidos, en especial el último ante Ávila en el que no tuvo errores en los lanzamientos de campo llevándose por ello una gran ovación por parte del público del Palacio de Deportes. Hoy ninguno debe fallar. Son ocho meses de trabajo que pueden culminar con un ascenso a una categoría que gran parte del plantel conoce y, de paso, irse de vacaciones pronto.

Pero no será fácil. Aunque para Navarra no es un duelo a vida o muerte como podría ser el de la próxima semana para Baskonia, no pondrá las cosas fáciles como ya demostró en el duelo de la primera vuelta. En aquella ocasión el enorme primer cuarto de los de Pin dejó encarrilado el choque pero en la segunda mitad opusieron resistencia para terminar el choque nueve abajo (84-75).

Los de Mangas se desprendieron de manera sorprendente a final del mes de febrero de JR Cadot, siendo sustituido por Luka Nikolic, un ala-pívot serbio de 2,09 procedente del Oliveirense portugués pero con experiencia en la categoría pues la temporada pasada militó en las filas del Fundación Lucentum de Alicante y que conoce bien el técnico pues lo tuvo en Ávila.

Aunque sin duda, la referencia del conjunto pamplonés es Iñaki Narros, toda una institución a sus 36 años y auténtico líder del rival de hoy. Se trata de su máximo anotador aunque el jugador más valorado es el pívot de 2,03 Moussa Kone, el cuarto mejor de la Liga gracias a su trabajo en la zona pues es el quinto mejor reboteador, faceta en la que el alero alto Adrián García echa también una mano. En el exterior, Kris Davis es la gran amenaza sobre todo como tenga el día desde más allá de 6,75 contando con buenos porcentajes.

Navarra es un equipo eminentemente ofensivo (es el tercer conjunto que más puntos anota por partido), por lo que una vez más los pupilos de Pin tendrán que trabajar intensamente en cancha trasera para comenzar a cimentar la victoria clave de la temporada.

La distancia impedirá que la afición granadina esté presente en un gran número en las gradas del pabellón cubierto del campus de la Universidad Pública de Navarra, pero sí estará arropado como en casi todas las salidas, al margen de todos los que por televisión vía internet y el Canal FEB puedan ver un choque que podría pasar a la corta historia de un equipo que busca hoy su tercer ascenso en seis años. Que así sea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios