El Liverpool le corta el 'chorro' al grifo blanco

  • El equipo de Benítez ahoga al Madrid y le asesta un golpe mortal casi al final

El Liverpool saldó su primera visita a Chamartín (0-1) con un triunfo de enorme valor ante un Real Madrid improductivo, sin duende ni soluciones al planteamiento robotizado de Benítez, que catapulta las opciones de los reds en la Liga de Campeones, en la que los blancos alargan la agonía de temporadas precedentes.

El Liverpool dejó madurar a un mal Real Madrid para asestarle un golpe con pinta de definitivo a ocho minutos del final. De jugada a balón parado, con una remate de cabeza de Benayoun, el Liverpool desinfló de un plumazo el globo madridista. El equipo de Juande Ramos vive de los espacios y el Liverpool se los arrebató, le maniató y le tumbó a la lona en el tramo decisivo. Era entonces un Real Madrid de corazón, pero sin juego, incluso desgastado porque todas sus intenciones habían sido desbaratadas.

Mascherano rompió las líneas de conexión del equipo blanco y Xabi Alonso ahogó la mediapunta madridista. Sin cauces, la consecuencia era la escasa productividad ofensiva del Madrid. Tampoco encontró aliados en los costados. Obvió a Marcelo porque era un partido mayúsculo para un futbolista con interrogantes. Y Robben se dejó el duende en la caseta. El Real Madrid estaba atado y el Liverpool creció desde la comodidad defensiva. Sus transiciones hacia Torres tampoco eran provechosas aunque el internacional español dispuso de la mejor ocasión del primer acto. Pero se topó con la manopla de Casillas. El equipo de Juande estaba atrincherado, sin bandas ni juego interior, y sólo encontró motivos para la alegría en algunos balones robados en la zona ancha. El Real Madrid no encontró soluciones a su encadenamiento ni siquiera en Guti. En el lado inglés, el técnico madrileño retiró a un desafortunado Torres, para dar entrada a Babel. No parecía una apuesta valiente, pero el resultado tampoco lo fue. El Liverpool entregó su suerte a una jugada a balón parado con consecuencias óptimas, una victoria por la mínima, dejando su puerta a cero que obliga al Real Madrid a la proeza europea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios