Cdu Granada | unicaja arukasur · la crónica

Llenazo sin premio para el Universidad

  • Derrota El CDU logra ir por delante en el segundo choque de semifinales, pero cede en el 'tie break' final frente a un Unicaja que tira de oficio en los últimos instantes

Comentarios 2

Dice el refrán que la unión hace la fuerza, y ayer se cumplió esa máxima en Fuentenueva, que se llenó hasta la bandera en el segundo duelo de semifinales de la Superliga entre el Universidad y el Unicaja. Los almerienses se impusieron en todo un ejercicio de experiencia, después de ir a remolque durante gran parte del encuentro. Pero, a veces, por mucho que se merezca el éxito un equipo, el triunfo no llega de forma justa, como se pudo ver esta semana en Getafe.

No obstante, ayer ganó el voleibol, entre otras cosas porque, a pesar de que el Universidad no pudo con el laureado Unicaja, que hizo valer su mayor experiencia y la calidad de sus jugadores en los instantes decisivos, se dieron todos los factores para demostrar que en esta ciudad nos iría muchísimo mejor si todos remamos en una misma dirección.

El encuentro tuvo todos los ingredientes para 'merendarse' a todo un Unicaja: la olla a presión del 'infierno' de Fuentenueva, grandes cocineros en la elaboración y una gran pinta en el ambiente. Pero, en los últimos instantes, los granadinos vieron como se les pegaba el arroz, después de probar el sabor a triunfo varias veces. Fue después de acelerar la cocción en el cuarto set, y ver como en la quinta manga, una lotería que le tocó en esta ocasión a quien menos invirtió en juego, la suerte o la mayor experiencia de los almerienses dejó la eliminatoria en un 0-2.

Ya se sabe que, a veces, por mucho que tengas un 99 por ciento de los boletos, si dice de salir el uno por ciento restante, sólo cabe apelar a la mala suerte o a la conjunción de los astros. La ley de Murphy.

Fue un duelo para enmarcar, con cientos de espectadores, la mayor parte granadinos, apoyando a su equipo en las gradas con emoción, buen juego, sempiternos puntos y, en definitiva, voleibol en estado puro. De ese que le gusta a Toño Santos, y que no se quiso perder, por encima de todo.

El desarrollo dio para mucho, con los primeros instantes en los que los granadinos intentaban sacudirse los nervios, que tan mala pasada le jugaron en la cuarta manga. Los almerienses se volvieron a encomendar al bloqueo de Cedeño y compañía, cerrando los costados, con un Christiano Rodrigo que fue de más a menos. Esto llevó al Unicaja a mantener una ventaja favorable de uno o dos puntos que pervivió durante los dos tiempos técnicos (7-8 y 14-16). Al margen, los almerienses no daban la sensación de solvencia total frente a un Universidad entregado a la causa que igualó a 17 y se puso uno arriba con el saque a favor, 18-17.

A partir de entonces, los granadinos fueron creciendo desde el saque, con un Torres que arriesgó y llegó a anotar de forma directa, provocando el tiempo muerto de Axel Mondi en el 22-20. El potente saque de los granadinos no dejó respirar al Unicaja, que en recepción dejaba construir con facilidad a Hernán, y que servía al mexicano García que ponía en corto el 23-21. Unicaja recuperó el saque y salvó una bola de set, pero los granadinos se llevaron el set.

El segundo comenzó mal para los universitarios, quienes cedían un parcial de 6-12, que pesó demasiado. Los problemas en zona cuatro del brasileño Christiano, provocaron su sustitución por López Paz, quien contribuyó a mejorar la situación, pero no de forma definitiva por los costados, a pesar de que el saque almeriense no fue el mejor.

La tercera manga fue de claro color local, con un público disfrutando con el 'que bote Fuentenueva', haciendo la ola y divirtiéndose junto a un Universidad que borró de la pista al Unicaja, devolviéndoles el 12-6 de la manga anterior. Ahí lo intentó todo Axel Mondi, pero no pudo frenar a los universitarios en su afán de ganar el partido con un contundente 25-18.

El tercer set comenzó con gritos de '¡Guille, Guille!' y con un 6-3, pero el bloqueo almeriense iba a restablecer la igualdad, en un final muy táctico. El 'Uni' lo intentó con Pinheiro por García en el puesto de central, e incluso con Da Silva por el costado por López Paz, pero, pese a la mejoría, los almerienses mantuvieron la cabeza más fías en el tramo final.

El 'tie break' fue muy igualado, aunque el bloqueo volvió a ser letal en un ajustado final, en el que la suerte sonrió al grande.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios