Loco partido inaugural entre Polonia y Grecia (1-1)

  • Los helenos dejan con vida al anfitrión tras sobreponerse a un gol en contra y jugar con uno menos desde final de la primera parte. El encuentro termina con dos expulsiones y un penalti fallado.

Comentarios 1

Todo hacía esperar un tedioso partido inaugural en Varsovia entre una de las anfitrionas, Polonia, y una selección griega venida a menos desde que diera la sorpresa en la Eurocopa de 2004. Nada más lejos de la verdad. Dos expulsiones, goles, polémica y un penalti fallado harán recordar el Polonia-Grecia como uno de los partidos inaugurales más interesantes de las últimas ediciones.

Partido loco en Varsovia con una parte para cada equipo. Polonia lo tenía todo a favor gracias al gol Lewandowski en el primer cuarto de hora pero desperdició la ventaja inicial y un gran periodo de tiempo jugando ante diez y terminó pidiendo la hora ante el acoso heleno. Grecia, con más corazón que calidad, sufrió al principio pero terminó haciéndose con el control del partido en la segunda mitad y mereciendo incluso la victoria.

Polonia arrancó el partido arrasandoy demostrando que quería convertirse en la revelación de la Eurocopa de 2012. Espoleada por su público, los polacos se lanzaron al ataque y protagonizaron las mejores ocasiones de gol, dominando los primeros minutos del encuentro. Grecia, algo estancada y sin ideas para mantener la posesión del balón, esperaba encerrada atrás intentando aprovechar algún contragolpe.

Robert Lewandowski, delantero del Borussia Dortmund y llamado a ser el líder de la selección polaca, se convertiría en la primera parte en el faro de un equipo con muchas ganas y poca calidad que arremetía una y otra vez contra la muralla griega. La banda izquierda de los helenos era todo un filón para los anfitriones, que aprovecharon un desastre defensivo de Grecia para que Piszczek pusiera un balón medido a la cabeza de Lewandowski, que remataba solo, picadita, para batir a Chalkias.

Grecia estaba desaparecida. Polonia tenía el control del partido y se permitió incluso ceder algo de terreno y ofrecer más el balón a los griegos, que seguían sin ofrecer peligro alguno en la portería de Szczesny. Sin embargo, todavía se le iban a complicar más las cosas a la selección griega en Varsovia. A falta de 1 minuto para el final de la primera parte el árbitro español Velasco Carballo sacó la segunda amarilla a Papastathopoulos por una rigurosa acción que suponía la expulsión del griego y una enorme ventaja para Polonia de cara a la segunda mitad.

Todo cambiaría en la segunda parte, y no precisamente en la dirección que le hubiera gustado a los anfitriones. Grecia saltó al terreno del juego dejando a un desaparecido Ninis en el banquillo y apostando por Salpingidis. El jugador agradeció la oportunidad y con tan solo 5 minutos en el terreno de juego aprovechó un error defensivo en la banda izquieda polaca para poner el balón en el fondo de las mallas y empatar un partido que estaba a punto de entrar en su periodo más loco.

Con 1-1 uno en el marcador Grecia se vino arriba y dispuso de sus mejores minutos a pesar de jugar con uno menos. Polonia quería y no podía, nerviosa al verse superada por un equipo técnicamente inferior.

El gran capitán griego, Karagounis, que había protagonizado la gran mejoría de los helenos, ejecutaría la jugada más decepcionante del partido inaugural al fallar un penalti cometido por el portero polaco ante Salpingidis. El meta suplente, Tyton, se convirtió en héroe nacional al debutar en la Eurocopa deteniendo el penalti lanzado por Karagounis. A partir de entonces, el partido se rompió y ambas selecciones protagonizaron acciones de peligro, incluyendo un gol anulado por fuera de juego dudoso a Grecia.

Interesante partido inaugural que rompió con todas las predicciones y dejó el listón muy alto para el resto de encuentros.

Ficha técnica: 

1 - Polonia: Szczesny; Piszczek, Wasilewski, Perquis, Boenisch, Murawski, Polanski, Blaszczykowski, Obraniak, Rybus (Tyton, m.70) y Lewandowski.

1 - Grecia: Chalkias; Torosidis, Papastathopoulos, Avraam Papadopoulos (Kyriakos Papadopoulos, m.36), Holebas; Maniatis, Katsouranis; Karagounis; Ninis (Salpingidis, m.46), Gekas (Fortounis, m.68) y Samaras.

Goles: 1-0: m.17, Lewandowski. 1-1: m. 51, Salpingidis.

Arbitro: Carlos Velasco Carballo (ESP). Enseñó cartulina amarilla a Holebas (m.45) y Karagounis (m.53). Expulsó por doble cartulina amarilla a Papastathopoulos (minutos 34 y 43) y a Szczesny (m.69).

Incidencias: Partido inaugural de la Eurocopa 2012, disputado entre las selecciones de Polonia y Grecia, en el estadio Nacional de Varsovia ante 50.000 espectadores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios