Lorenzo Sanz no pondrá dinero, pero existe optimismo en la directiva

  • Los jugadores cobrarán mañana dos nóminas y las peñas confían en el presidente

El ánimo en el Granada CF varía en función de con quien hables. Unos ven el futuro deportivo muy negro y otros mantienen la esperanza de colarse en las eliminatorias de ascenso. Los hay quienes entienden que la situación económica es insostenible, pero también los que confían en que todo se va a solucionar pronto. Opiniones para todos los gustos. Un peñista me contó que Paco Sanz les dijo en la reunión del sábado que su padre atraviesa un mal momento económico y que, de momento, no pondrá un euro en el Granada CF. Al menos, en los dos próximos meses. Que, por ahora, se van a pagar esta semana dos nóminas -algo que refrendó ayer Luis Alonso como improvisado portavoz del club- y que el resto se conseguirá "con mucho trabajo". El Granada CF aún espera recaudar unos 450.000 euros de patrocinadores y le faltarían otros 300.000 para asegurarse el pago de las nóminas. Por supuesto, en estas cuentas no entra pagar Hacienda, Seguridad Social y otros gastos. El objetivo prioritario es pagar los sueldos del personal y salvar como sea la temporada.

Otros hacen las cuentas de la lechera, y cuentan con los ingresos de la fase de ascenso. "Nos vamos a meter seguro", afirman. Los hay más realistas que confían en el presidente Sanz y "él nunca nos va a dejar tirados. Algo tiene entre manos. Pronto habrá muy buenas noticias".

Y también, para completar el círculo, los que no tienen ninguna confianza en que Ceuta y Águilas fallen lo suficiente -y el Granada gane prácticamente todo- para jugar por ascender.

De momento, hoy lunes, lo único que parece claro es que, efectivamente, los jugadores van a cobrar esta semana. No se les hubiera asegurado si no fuera así. Parece ser que el dinero lo van a adelantar algunos directivos, que cuentan con el aval de los contratos por publicidad que quedan por cobrar para recuperar la pasta adelantada. Lo demás son todo conjeturas. Para bien o para mal. Habrá que darle tiempo al tiempo y no precipitarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios