Madrid-Barça, la gran final

  • Los de Laso vencen y remontan la serie en el quinto partido ante el Baskonia

El Real Madrid se medirá al Barcelona (el próximo miércoles en tierras catalanas se disputará el primer partido) en la final de la Liga tras vencer al Caja Laboral, en el quinto y definitivo partido de semifinales, por 76-69, gracias a la buena actuación de Reyes, Velickovic, Mirotic y Carroll, los cuatro con dobles dígitos anotadores, y a la chispa de Sergio Rodríguez.

Real Madrid y Caja Laboral quisieron controlar el partido desde el primer segundo, pero muchas acciones individuales hicieron que el guión prediseñado saltara por los aires. Primero fue Velickovic, que demostró que sigue en estado de gracia, el que dio las primeras ventajas a un Real Madrid voluntarioso.

Pero rápidamente Teletovic y Nocioni le dieron la réplica al serbio, con el resultado de que se comenzó a gestar la primera crisis madridista en el partido (14-24 al final del primer cuarto).

La entrada de Sergio Rodríguez dio un nuevo giro al partido. También en estado de gracia, el base tinerfeño aportó la chispa para que el juego de sus compañeros prendiera, en forma de pase genial en transición, anotando él mismo y hasta echando una mano en defensa. En cuatro minutos la crisis quedó sofocada y la paridad se instaló en el marcador, 25-26. La defensa, la entrada de Sergio Rodríguez y la de Mirotic dieron la vuelta al partido, hasta el punto de que el Real Madrid se marchó al vestuario con el partido empatado a 37.

La segunda crisis madridista fue menor (39-44). Y como vino se fue. Un parcial de 8-0 en los siguientes cuatro minutos con Begic dominando los tableros (47-44). El Baskonia no había dicho su última palabra y de nuevo tomó la delantera, 48-49. Convirtiéndose el partido en un toma y daca hasta el final del tercer periodo, que finalizó con leve ventaja local, 53-51.

La paridad en el marcador fue pertinaz en el decisivo cuarto, aunque fue el Real Madrid el que llevó la iniciativa. Carroll y Sergio Rodríguez dispararon el marcador al 67-59. A partir de ahí, al Baskonia se le hizo pequeño el aro ante un Madrid muy concentrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios