fútbol liga santander

Madrid vuelve a ser el epicentro de Europa

  • Desde Milán en 1994, dos equipos de una misma ciudad no ganan los torneos continentales

  • Real Madrid y Atlético son claros favoritos

Simeone celebra el pase a la final de la Liga Europa. Simeone celebra el pase a la final de la Liga Europa.

Simeone celebra el pase a la final de la Liga Europa. / juanjo martín / efe

Ya se está volviendo una costumbre: la ciudad de Madrid será, un año más, el epicentro del fútbol europeo después de que esta semana los dos principales clubes de la capital española accedieran a sus respectivas finales europeas.

El pase del Atlético de Madrid el jueves a la final de la Liga Europa, en la que se enfrentará el 16 de mayo al Olympique de Marsella en Lyon, dejó a la ciudad ante una posibilidad casi sin antecedentes. Por primera vez desde 1994 y por segunda ocasión en la historia, dos equipos de una misma ciudad podrían ser simultáneamente campeones de las dos competiciones continentales.

Para ello, el Atlético deberá derrotar al Marsella y el Real Madrid hacer lo propio diez días después en Kiev, donde jugará la final de la Liga de Campeones ante el Liverpool. Ambos equipos parten como favoritos para alzar el título y encontrarse en una Supercopa europea de alto voltaje en agosto.

Como recordó ayer el diario Marca, la única vez que dos equipos de una misma ciudad alzaron los dos grandes títulos europeos sucedió hace 24 años. Entonces, el Milan logró la Liga de Campeones al golear 4-0 al Barcelona en Atenas y el Inter de Milán obtuvo la Copa UEFA al derrotar al Salzburgo.

Los equipos españoles en general, y madrileños en particular, están siendo grandes protagonistas del fútbol europeo en los últimos años. El Real Madrid se encuentra por tercera vez consecutiva -y cuarta en cinco años- en la final de la Champions. Tras dejar en el camino con mucha angustia al Bayern Múnich, el equipo que adiestra Zinedine Zidane buscará hacer historia ganando su tercera Champions seguida.

La actual era dorada blanca en Europa comenzó precisamente ante el Atlético de Madrid. Desde aquella dramática final del 2014 en Lisboa, que el Real Madrid ganó 4-1 en la prórroga, siempre ha habido presencia española en la final de Champions. Al año siguiente se coronó el Barcelona ante la Juventus, en 2016 el Real Madrid batió al Atlético en un nuevo derbi en la final y en 2017 los blancos derrotaron a los turineses.

A ello se suman los éxitos de clubes como el Sevilla y el Atlético de Madrid en la Europa League. Los andaluces ganaron tres títulos consecutivos entre 2014 y 2016 y los rojiblancos se coronaron en 2010 y 2012.

Consultado sobre cuál de los dos equipos de Madrid tendrá más posibilidades en su final de este mes, Diego Simeone (que ayer fue sancionado con cuatro partidos por la UEFA debido a su expulsión en el partido de ida contra el Arsenal) evitó entrar en las especulaciones.

"El Real Madrid no está en este torneo, con lo que la pregunta queda anulada", dijo el técnico argentino del Atlético. "No jugamos apuestas nosotros. Tenemos un rival de por medio y debemos afrontarlo con humildad. Tenemos un 50 por ciento de posibilidad", señaló tras dejar en el camino al Arsenal en el Wanda Metropolitano.

Simeone sí destacó que el Wanda, la nueva casa del Atlético, está comenzando a generar una mística como la que tuvo el Vicente Calderón. "Es una de las primeras páginas que empezamos a escribir en el Metropolitano. Las historias las hacen este tipo de partidos", destacó.

La final de la siguiente Champions se jugará precisamente en el Wanda Metropolitano el 1 de junio de 2019. Por lo que, suceda lo que suceda con sus equipos, Madrid seguirá siendo protagonista también el próximo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios