Los Marinos, nuevo líder

  • La sorprendente derrota del Huétor Vega en casa del Motril B provoca el cambio en la cabeza de la tabla, y un atasco de grandes dimensiones por el ascenso

El Huétor Vega se está empeñando en que esta temporada, la lucha por el ascenso a Primera Andaluza sea algo más apasionante que la del año pasado. Si a estas alturas, nadie hacía sombra ya al Huétor Tájar, su homónimo de la Vega va a tener que currarse más su objetivo de asaltar la categoría autonómica al final del campeonato. La derrota de ayer ante el Motril B (2-1) ha provocado, no sólo que Los Marinos, con una racha de cuatro triunfos seguidos, retome el liderato que ya ostentó en la segunda jornada, si no que el atasco por acceder a los tres primeros puestos cobre dimensiones cercanas al agobio: entre el nuevo líder y el sexto, el Caniles, sólo distan dos puntos. Eso sin contar con Salar y Salobreña -que podría jugarse el próximo 27 de diciembre-, que si no empatan en su partido aplazado la semana pasada, serían otro equipo más del enjambre.

Mucho sudor y dos dientes rotos -los del delantero Germán-, le ha costado al Los Marinos regresar al trono liguero. El cuadro sexitano sabía que tenía la oportunidad de acabar la jornada dominando la clasificación y no dejaron escapar la oportunidad brindada por la derrota del Huétor Vega. Los 'Piliki Boys' recurrieron al balón parado para derrotar a un Alfacar (2-1) que mejoró su imagen de los últimos partidos pero que, cae por primera vez a zona de descenso. Un tanto de Germán a poco del final, jugándose su físico en un remate en plancha, le costó dos dientes rotos pero dio los puntos a los suyos.

El Huétor Vega funciona 'a tirones' y su rendimiento ya empieza a preocupar fuera de casa. Sobre todo encampos como El Cerrillo: pequeños y asfixiantes. El Motril B cerró bien sus puertas y los de Crespo, un tanto irregulares en su juego, sólo encontraron la meta de Salgado a balón parado (2-1). Esto hace respirar al filial motrileño, que demostró ayer que puede optar a algo más que la permanencia.

Al Ogíjares 89 no hay quien le tosa en las últimas jornadas. Lo que hace unas jornadas era desacierto en los metros finales, ahora es gol seguro. Los tempraneros goles cachurros hundieron a un Chana que sumó su tercera derrota seguida, y cuyas bajas restaron potencial a los de Santaella, que pierden fuerza en las quinielas (0-3). Los de Santamarina, por el contrario, acceden con todas las de la ley al tercer puesto, y van a ser el equipo a vigilar en los próximos fines de semana.

En un duelo muy igualado, con ocasiones de ambos lados pero poco juego, el Águilas de Zujaira sumó un nuevo triunfo en su casa ante el Vegas del Genil (2-1). De esta forma, los rojillos igualan al tercer clasificado y demuestran que en casa se les van a escapar pocos puntos. Su víctima, el Vegas, espera las próximas tres jornadas como agua de mayo, para ver si sale del descenso.

Homenaje al fútbol de fuerza y choque en Salobreña. Los locales firmaron la igualada a cero goles con el Churriana B, que desciende al quinto lugar. Poco juego y menos ocasiones en un encuentro con regusto amargo para los de Márquez, que piensa, podían haber hecho más para llevarse el triunfo.

El Caniles sigue ascendiendo puestos en Liga y finalizó ayer su parte más cómoda del calendario ante La Herradura. Ramírez, nuevo míster costero, no pudo debutar con triunfo aunque volvió a apretar a un rival que sentenció en el segundo acto (0-4).

Kamelamos y Salar firmaron tablas en un encuentro loco que se resolvió en los diez minutos finales. Pudo ganar cualquiera en el intercambio de goles finales (2-2). Los capitalinos siguen intentando ser los de principio de Liga y los salareños valoran positivamente el punto fuera. El Celtic respira al vencer a un Atarfe B (1-3) cuya mejora en el juego se ve truncada por una defensa algo timorata, que los rivales saben detectar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios