vela

El 'Maserati' se frena en las aguas ecuatoriales

  • El trimarán aún mantiene una ventaja de 1.848 millas sobre el actual récord de la Ruta del Té

El trimarán 'Maserati', en acción. El trimarán 'Maserati', en acción.

El trimarán 'Maserati', en acción. / m. g.

El Maserati, patroneado por Giovani Soldini, se encuentra atrapado en las aguas calmas ecuatoriales a la altura de las costas de Sierra Leona y perdió 163 millas de la ventaja sobre el récord de la Ruta del Té que trata de batir (la travesía entre Hong Kong y Londres) y que el sábado eran de 2.011. No obstante el trimarán italiano, conserva una ventaja de 1.848 millas sobre la marca que ostenta el catamarán francés Gitana XIII.

Cuando se cruza la línea del paralelo del Ecuador se llega a una zona sometida a un régimen de corrientes calmas denominadas por el mundo náutico como Doldrums, que hay que tratar de dejar atrás lo antes posible. Una depresión tropical está afectando al rendimiento en velocidad del Maserati, que el sábado, por ejemplo, realizó la singladura con menos millas navegadas en en un intervalo de tiempo de 24 horas: sólo 252 millas, en contraposición con las que navegó en las 24 horas del noveno día de navegación que fue de 499 millas.

Para pasar la depresión en la que se encuentra el Maserati lo tiene que hacer por el Este, lo que lo obliga a navegar muy cerca de las costas de Sierra Leona y Guinea Bissau para tratar de llegar cuanto antes a la altura de Senegal y poder entrar en la zona de confluencia de los vientos alisios del noreste, para poner proa hacia el anticiclón de las Azores y negociar su paso dependiendo de la situación donde se encuentre.

Uno de los puntos de referencia de la travesía en busca del récord de la Ruta del Té fue pasar el Ecuador por segunda vez, ya que la anterior lo cruzó cuando navegaba por el océano Índico, rumbo al cabo de Buena Esperanza. A las 9:32 del 9 de febrero el Maserati cruzó el Ecuador y navega por aguas del Atlantico Norte. En ese momento, pese a los problemas, llevaba una ventaja consolidada sobre el récord de 2.011 millas. Concretamente el trimarán cruzó el paralelo en los 5º de longitud oeste, muy pegado al continente africano, tras 21 días y 13 horas de navegación desde la salida el pasado 18 de enero, y seis después desde que superase el Cabo de Buena Esperanza.

"Estamos muy contentos, ya que la opción elegida, la oriental y muy cerca de la costa africana, fue un acierto. Tenemos muy buen viento, buen rumbo y buena velocidad. Ya estamos en el hemisferio norte, aquí es invierno y es la última parte de la navegación, la mas complicada", indicó Soldini.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios