Mel queda muy comprometido

Arribas, que se marcó un autogol decisivo, salta con Diop. Arribas, que se marcó un autogol decisivo, salta con Diop.

Arribas, que se marcó un autogol decisivo, salta con Diop. / andreu dalmau / efe

El Espanyol inició la victoria contra el Deportivo en el RCDE Stadium con goles de Baptistao en el minuto 5 y de Arribas en propia en el 23, y se sobrepuso al tanto en la reanudación de Borges con un penalti obra de Moreno, el tercero, que también culminó el vendaval en el 90.

Los locales exhibieron un mayor potencial ofensivo, aunque pagaron las relajaciones en la reanudación. Los gallegos, por su parte, lucieron su mejor versión con el 2-0, pero la pena máxima frustró sus aspiraciones. Los pericos cierran la semana con siete puntos de nueve y los de Mel, en puestos de descenso.

Muy poco tardaron los catalanes en adelantarse. Leo Baptistao aprovechó su velocidad y un centro de Víctor Sánchez para levantar al RCDE Stadium con el primer gol de la mañana. El fútbol local tenía mucho más desparpajo que el gallego: el anfitrión buscaba firmar el segundo pronto.

El Deportivo lo probaba de la mano de Cartabia. Dos veces lo intentó, sin éxito. Lucas Pérez, por su parte, estaba muy solo arriba. Era insuficiente para inquietar a Pau López, sin apenas trabajo en este tramo del partido. Los focos estaban puestos en las carreras constantes de los de Quique Sánchez Flores.

La insistencia de Jurado, Piatti, Baptistao y Moreno tuvo su recompensa en el minuto 23. El argentino sacó de esquina y, pese al intento de los puntas blanquiazules en rematar, el balón acabó en la meta de Pantilimon. Arribas marcó en propia puerta y puso el choque muy cuesta arriba para los suyos. Ya no pudieron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios