Fútbol l Liga BBVA

Messi sale al rescate en un partido sublime

  • Barça y Villarreal ofrecen un gran espectáculo en el Camp Nou

Comentarios 0

El Barcelona y el Villarreal protagonizaron un espectacular partido en el Camp Nou, que finalmente cayó en manos de los azulgrana gracias al rescate en el último momento que realizó el argentino Leo Messi, quien con dos goles en el segundo tiempo deshizo la igualdad.

Primera parte de lujo, con dos equipos exquisitos con el trato del balón, que mostraron todo lo que se esperaba de ellos: que jugasen al ataque sin disimulo. El Barcelona fue el que primero le tomó el pulso al partido y en las botas de sus jugadores el gol merodeó en diversas ocasiones la meta de Diego López, quien en sólo cinco minutos vio como Iniesta no controló bien un balón que le dejaba sólo ante él y después en un disparo el barcelonista lanzó fuera por poco.

Fueron minutos de intensidad azulgrana, con una presión asfixiante que dejó noqueado al Villarreal en su campo, hasta que Rossi dio el primer aviso (12'). Dos minutos más tarde, Messi también tuvo su oportunidad en un remate de cabeza, al que Diego Torres respondió con un rechace certero.

El Villarreal había logrado reponerse del asedio, y Rossi y Nilmar empezaron a ver espacios y a llegarles pelotas. En una de ellas, nuevamente Rossi lanzó un peligroso centro que Maxwell cortó pero dejó el balón franco, con el que Nilmar no supo definir. El Barça pasó del susto al éxtasis, cuando instantes después Villa se culminó un pase largo de Iniesta.

El Barcelona volvió a empujar para dar el golpe definitivo, pero el asistente invalidó por un fuera de juega que no existió una acción que acabó en gol. Del posible 2-0, en la siguiente acción el Villarreal dio también su golpe de gracia, cuando Nilmar realizó una excelente acción, tras sacudirse el marcaje de Puyol.

Quedaba un largo cuarto de hora y los dos equipos se lanzaron a por un nuevo tanto, sin suerte, pero que generó un elevadísimo nivel de fútbol en que hubo claras acciones.

La segunda parte no arrancó tan trepidante como 45 minutos antes, pero el Barça logró de otra forma su objetivo: meter al Villarreal en su campo y esperar el momento. La fuerza con la que abordó el partido el Villarreal empezó a resentirse y la presión al jugador barcelonista decayó, lo que aprovechó el cuadro local para jugar en corto. En un tuya-mía entre Messi y Pedro, acabó con la pelota en los pies del argentino, que la picó lo suficiente ante la salida de Diego López para batirlo.

Igual que en la primera parte, el Villarreal volvió a tener su oportunidad en una falta directa en la frontal, después de una falta de Puyol, a quien el árbitro le perdonó la roja por ser el último defensa. La barrera azulgrana se adelantó y desbarató el lanzamiento. Volvió a ser el argentino quien en los instantes finales, y en posición dudosa, definió con un sutil toque con el que envió la pelota al fondo de las mallas con su segundo gol de la noche.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios