Motivadores en momentos divergentes

Si el derbi en el Santiago Bernabéu tendrá focos puestos en mil asuntos diferentes, no cabe duda de que buena parte de la atención se centrará en los banquillos con la presencia de los carismáticos Mourinho y Simeone.

Frente a frente se situarán dos motivadores que atraviesan momentos diametralmente divergentes: mientras Simeone es el mayor ídolo de la hinchada del Atlético tras devolver a su equipo a la élite, Mourinho atraviesa por sus días más difíciles desde que llegó al Real Madrid.

El técnico portugués comienza a ser discutido por un sector de su propia hinchada, aquella que no hace demasiado lo veneraba incluso por delante de estrellas como Cristiano Ronaldo o Casillas. Por contra, Simeone tiene a su equipo en ebullición y sumó 34 de los 39 puntos en juego, un récord en la historia del club.

Si el presente no le es propicio a Mourinho, sí podría encontrar un tibio consuelo en el pasado. Las estadísticas dicen que ganó los seis partidos que jugó ante el Atlético de Madrid, con un balance de 16 goles a favor y sólo cuatro en contra. Por su parte, Simeone sólo derrotó dos veces al Real Madrid en su etapa como jugador. Pero no fue con la camiseta del Atlético, sino defendiendo los colores del Sevilla (temporada 1992-93) e Inter de Milán (1998-99).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios