Motril proyecta un complejo con tres campos de fútbol

  • Escámez asegura que para el mes de febrero se sabrá si el equipo rojillo no se mueve de la Costa

Motril es uno de los sitios mejor posicionados para albergar al Granada 74 las próximas temporadas, si no se da un giro brusco sobre la posibilidad de poder usar Los Cármenes. Para ello el Ayuntamiento costero continúa manteniendo negociaciones con Carlos Marsa e incluso baraja la posibilidad de construir un nuevo complejo deportivo con tres campos de fútbol uno de ellos con capacidad para 14.000 personas, según apuntó ayer el concejal responsable del área de deportes del Ayuntamiento motrileño, Antonio Escámez.

Considera que el Granada 74 y más concretamente su presidente Carlos Marsá debe de pensar en su equipo, por lo que es lícito que se encuentre barajando la posibilidad de jugar en otros puntos de la provincia e incluso en la capital.

De todas formas, apuntó que en los planes del Ayuntamiento de Motril se continúa pensando que va a seguir jugando en el Escribano Castilla y posteriormente en el nuevo complejo deportivo que se va a construir, por lo que se quiere llegar a un acuerdo más definitivo y que tenga una mayor duración.

Escámez apuntó que las negociaciones están muy avanzadas y la resolución definitiva se deberá de tener en febrero. En este fecha se conocerá dónde va a estar el equipo el año que viene y los siguientes. "Porque desde Motril no queremos que todos los años se nos ponga sobre la mesa la duda de si sigue o no el equipo jugando en la ciudad o puedan ofrecer desde otros gobiernos municipales otras alternativas. Queremos un acuerdo de garantías y duradero ", apuntó.

Sobre el nuevo campo de fútbol informó de que se viene trabajando en él desde hace mucho tiempo, ya que "el Ayuntamiento lo quiere y el Granada 74 también", por lo que se le ha dado ya a conocer el proyecto que se está realizando por parte de los técnicos municipales. Sin embargo, dejó claro que las grandes obras tardan y no se hace de un día para otro.

El concejal de Deportes detalló que sería un complejo de tres campos, uno con capacidad para 14.000 espectadores, a los que se le añaden dos más, uno de césped natural y otro artificial, para entrenamientos principalmente. El coste que se presupone de esta obra es de 15 millones de euros, que es la cifra que saldría de la venta de los terrenos del actual campo de fútbol y el terreno colindante que funciona de aparcamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios