Mourinho cambia su actitud en el banquillo

  • El técnico no se dirigió al trío arbitral y dejó que sus ayudantes cogieran protagonismo

José Mourinho, técnico del Real Madrid, cambió en el encuentro del sábado ante el Valencia, su comportamiento en el banquillo y, sin dirigirse en una sola ocasión al equipo arbitral, fueron sus ayudantes los que ganaron protagonismo.

"Hay un reglamento para mí y otro diferente para el resto de entrenadores". Es una frase que utilizó Mourinho en sus dos últimas comparecencias para responder a la situación que protagonizó ayer el Barcelona, con el retraso de su partido por el viaje a Pamplona, y a la sanción que recibió de la UEFA, y expresar lo que siente en los partidos por cómo se juzga su comportamiento.

Por eso, y tras cumplir recientemente en España una sanción de dos partidos por su expulsión en la Copa del Rey ante el Murcia, Mourinho mostró ante el Valencia un cambio.

Tan solo abandonó en una ocasión su asiento en el banquillo para dirigirse a un jugador del campo y dar órdenes a Cristiano Ronaldo. Ni se inmutó en ninguna de las acciones polémicas que tuvo el encuentro: un pique inicial entre Pepe y Albelda que costó una cartulina a ambos, la expulsión del valencianista o un derribo dentro del área a Di María.

Fueron dos de sus ayudantes los que transmitieron sus quejas. Rui Faria fue quien habló con el cuarto árbitro y Silvino Louro, el preparador de porteros, el que se quejó al colegiado Miguel Ángel Pérez Lasa en las acciones polémicas.

Preguntado en rueda de prensa, Mourinho admitió los cambios. "El reglamento permite que los ayudantes salgan del banquillo y hablen. No hay ningún sitio donde lo prohíba. Era un partido donde mi equipo no podía estar presionado, por mí ni por comentarios desde fuera", afirmó.

El técnico portugués comenzó a preparar ayer en la ciudad deportiva de Valdebebas el próximo compromiso del Real Madrid. Será uno intrascendente, de Liga de Campeones, el miércoles ante el Auxerre, con la clasificación y el primer puesto de grupo asegurados.

Lo aprovechará Mourinho para dar entrada a jugadores menos habituales, según lo visto en la sesión de ayer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios