El Nástic no puede frenar a un Rayo imparable

El Rayo Vallecano consiguió ganar por la mínima al Nàstic (0-1) en un partido en que los locales llevaron la iniciativa pero les faltó llegada y pegada, y en el que los madrileños se mostraron sobrios y prácticos, aprovechando las escasas ocasiones de gol de que dispusieron.

El Rayo salió bien asentado y dando la sensación de querer llevar la iniciativa, pero la presión del Nástic era muy buena, hecho que ayudó a generar las primeras ocasiones en los primeros compases del juego. El Nástic se comía al Rayo con presión pero le fallaba la pegada. Poco a poco el juego se fue diluyendo por parte de ambos conjuntos. Ante la escasez de fútbol, Óscar Trejo decidió que debía hacer algo para variar el panorama. Así fue.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios