Baloncesto

Navarro catapulta al Barça a semifinales (75-83)

  • El Real Madrid no consigue un nuevo milagro y dice adiós a la Copa del Rey a las primeras de cambio.

Comentarios 3

El Regal FC Barcelona se convirtió en primer y justo semifinalista de la Copa del Rey tras superar al Real Madrid (75-83) en un clásico que sólo defraudó a los que salieron derrotados, ya que el espectáculo estuvo tanto en el gran ambiente de las gradas como en la pista, donde Navarro, que se fue ovacionado de la pista a unos segundos del final, ganó la partida a Bullock y el partido para su equipo, sentenciando el encuentro en el último cuarto y evitando el 'milagro blanco'.

El Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid se vistió de gala para inaugurar la LXXII edición de la Copa del Rey y el público esperó hasta el final la remontada a la que el Real Madrid había acostumbrado en los últimos partidos, pero esta vez no llegó, a pesar, de que, como se ha hecho habitual, Plaza alineó a su cinco de gala en los minutos decisivos.

Los azulgranas ya estaban advertidos de lo que les había sucedido días atrás en la Euroliga y, por eso, no dieron el partido por cerrado hasta el final, teniendo en cuenta también el último encuentro del Tau en Vistalegre, a pesar de que fueron siempre superiores tanto en el marcador (salvo en el 4-3 de inicio), como sobre el parqué.

En el momento clave del duelo Navarro se destapó con tres triples consecutivos para un total de 28 puntos, que hicieron que el Palacio le ovacionara cuando Xavi Pascual decidió sentarle en el último minuto del partido. El Barça, que el año pasado cayó en cuartos en la Copa, mantiene su buena racha ante el Real Madrid, que deja huérfano a su público para el resto de la competición.

El Real Madrid de las doce victorias seguidas finalmente se quemó tras jugar con fuego varios partidos, y, como ya habían avisado ellos mismos llegaría "el día en el que no se podrá remontar", y ese fue hoy, cuando la inspiración de Navarro evitó cualquier atisbo de reacción. El catalán desquició a todos sus defensores, incluso a Llull, que esta vez no pudo ser el héroe y acabó desfondado.

La tensión de abrir la competición no mermó la intensidad de ambos conjuntos al saltar a la cancha, con los madridistas centrados en evitar sangrías iniciales y con ferreo control del rival, aunque Ilyasova fue el primer protagonista escapando del marcaje de Hosley para, con siete puntos, encarrilar las primeras ventajas azulgranas (8-15), bien sencundado por Santiago y Navarro.

Bullock y Llull trataron de mantener a raya al rival, y los blancos mantuvieron la nueva tónica a la que paracen abonados en este 2009 de ir siempre a remolque, aunque esta vez sin dejar que el Barça cobrara ventajas excesivas, aunque sí cómodas. Un triple de Llull, sólido tanto de base como de escolta hasta que Navarro se destapó y un buen estreno de Van den Spiegel dejaron la distancia en un 19-23 tras diez minutos de tanteo.

Pepe Sánchez decidió convertirse en buen aliado de la torre belga, que también abrió el segundo cuarto, antes de que Hosley volviera a poner las tablas (23-23). Poco duró la alegría en casa de los blancos, con más apoyo en la grada, pero sin el espíritu Vistalegre a sus espaldas, ya que Navarro decidió que era su momento y sumó diez puntos para dejar la ventaja al desanso en seis. Una primera parte en la que el Real Madrid sólo había estado por delante en el 4-3 gracias a dos canastas de Reyes y en la que únicamente las pérdidas de balón (9 y 15 al final) evitaron que la ventajas fueran mayores.

En la reanudación, los jugadores del Real Madrid debieron salir más tarde del vestuario y los dos mejores de los primeros cuartos, Ilyasova y Navarro, se conjuraron para lograr la brecha que podría ser decisiva (43-56), antes de que los blancos hubieran entrado en juego. La precipitación en el tiro exterior, algunos lanzamientos más que cuestionables y la presencia en pista de jugadores casi inéditos del Barça, que no tuvieron su día (Andersen), sumada a la labor de los de casi siempre en el equipo de Plaza, sirvieron para mantener la tensión.

Un 3+1 de Bullock, cumplidor, pero poco acompañado en el partido, significó el 58-61 y dejó abierto el partido, aunque, siempre con el Barça como dominador del mismo. Un dominio que certificó Navarro con un soberbio último parcial que eclipsó el buen trabajo de compañeros y rivales y se llevó el mérito de dejar a su equipo en semifinales.

FICHA TÉCNICA

REAL MADRID: Llull (6), Bullock (22), Hosley (2), Mumbrú (5), Reyes (16) -cinco inicial-; López (4), Sánchez (-), Hervelle (10), Massey (-) y Van den Spiegel (10).

REGAL FC BARCELONA: Sada (3), Navarro (28), Barton (6), Ilyasova (14), Santiago (8) -cinco inicial-; Barrett (-), Grimau (3), Andersen (2), Basile (6) y Vázquez (13).

PARCIALES: 19-23, 19-21, 21-20 y 16-19. 

ÁRBITROS: Hierrezuelo, Pérez Pizarro y García González. Sin eliminados.

PABELLÓN: Palacio de Deportes. 11.000 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios