"Owens debe bajar algún 'kilito' más"

  • Poch considera "regular" el estado del nuevo fichaje aunque "jugará" en Manresa

La llegada de Andre Owens a la disciplina del CB Granada y las primeras sensaciones del técnico del equipo, Trifón Poch, sobre el jugador, marcaron ayer la comparecencia previa del entrenador de cara al partido decisivo que el club nazarí afronta este domingo (19:00 horas) ante el Assignia Manresa.

Esta ha sido una "semana 'normal'", dentro de lo que cabe, para el equipo, según Poch, ya que "siempre que hay un jugador nuevo", en referencia a Owens, "hay que modificar los entrenamientos para que se adapte e integre, que conozca los sistemas y, sobre todo, teniendo en cuenta que tiene que echarnos una mano en la posición de base, aprender todos los movimientos y el estilo de juego que tenemos", relata Trifón. Sin embargo, no está tan contento con su estado de forma, que califica como "regular" debido a la "'excelente' dieta americana" que ha llevado el jugador en las últimas semanas. El preparador estima que le "faltan unas fechas para estar bien de ritmo y bajar algún 'kilito', pero tiene muchas ganas y energía, y vamos a ver si lo antes posible coge el ritmo". A pesar de todo, Poch adelantó que "tal y como estamos, jugará".

Owens viene como agua de mayo al equipo, que pedía rotaciones para su maltrecha plantilla. El americano, según el técnico catalán, "ayudará a liberar la sobrecarga en algunos puesto. Nico (Gianella) estará más desahogado", mientras que para la posición de alero, la nueva incorporación tratará de "liberar a Korolev para que juegue de 'cuatro', que es donde más cómodo se ha sentido hasta el momento", indica Trifón Poch.

Sobre el rival, Poch simplifica: "Son Manresa". Con eso parece estar dicho todo de un equipo que mantienen una personalidad muy marcada, que disputa los partidos sin mirar el marcador; da igual que vayan diez puntos o abajo, sus caras siempre dicen los mismo", explicó el entrenador rojiverde. Esto, "añadido a una pista pequeña con mucha presión" hace que el equipo deba salir con un "extra de concentración" al partido, exige Poch.

Destacó la "versatilidad" del juego de Manresa con respecto a otras campañas al contar con "jugadores interiores que tienen buena mano fuera como Majstorovic o Larry Lewis", personalizó.

En el capítulo de incidencias de la semana, aparte de la entrada en la plantilla de Owens, el único contratiempo se vivió con Mamadou Samb, que no pudo entrenar hasta el jueves al tener una rodilla hinchada. Su participación en el Nou Congost, a pesar de todo, está asegurada si el entrenador así lo estima oportuno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios