fútbol Segunda División B

El Peligros, sin pulso

  • El conjunto granadino cae con claridad en Sevilla en un encuentro en el que al final maquilla resultado

El conjunto peligreño adoleció de falta de intensidad durante el choque. El conjunto peligreño adoleció de falta de intensidad durante el choque.

El conjunto peligreño adoleció de falta de intensidad durante el choque. / archivo

Derrota del Sima Peligros en Amate ante el Betis, que fue superior durante tres cuartas partes del choque, tanto que los sevillanos llegaron a colocarse con 4-0. Fue entonces cuando los de Balboa apretaron para intentar acercarse en el marcador. Lo consiguieron pero el arreón de la segunda parte terminó siendo insuficiente para que los de Peligros lograran puntuar ante un equipo que lucha por la permanencia y que, probablemente, haya dado un paso importante para su consecución. Por su parte el cuadro nazarí queda en tierra de nadie.

El encuentro arrancó con el filial verdiblanco volcado sobre el marco de Germán. Los hispalenses poco a poco fueron creciendo en intensidad y ocasiones. Así, llegó la primera diana en un contragolpe que permitió a Manu ejecutar un remate franco en la frontal del área ante el que Germán nada pudo hacer. Asimismo, un minuto después el portero tampoco pudo hacer mucho tras pérdida en la creación que dejó a David para que culminara a placer. El vendaval se mantuvo hasta el final de la primera mitad. Instantes antes del descanso, en pleno asedio bético, Charly marcó el tercero al cazar un rechace en el corazón del área tras una fulgurante combinación.

Tras la reanudación, la tónica se mantuvo en los primeros instantes: suficiente como para que David robara en la circulación granadina para quedarse solo ante José Ángel, al que batió sutilmente al elevar levemente el cuero. Fue con el 4-0 en contra cuando el Sima comenzó a desperezarse y se hizo dueño del balón. Jesús inauguró el marcador para los granadinos en una falta directa sobre la línea del área. El caudal ofensivo visitante se mantuvo con cierta regularidad, pero los béticos supieron contener con acierto los ímpetus de sus invitados. Ya con el juego de cinco Rafi cerró el marcador a falta de cinco minutos para el final al cazar en el área local un balón suelto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios