Pina pensó en prescindir antes de Tapia

  • "Después del partido con Las Palmas me di cuenta que era necesario por la compostura del equipo"

La llegada de Marcos Alonso al banquillo del Granada 74 ha sido una apuesta de Quique Pina, mánager general del club. No se han barajado opciones de otros técnicos. "Era el entrenador que quería para el equipo", indicó. En la decisión de destituir a Antonio Tapia asegura que "no han influido los capitanes. Los resultados son los que mandan en el fútbol y el dato es que somos el peor equipo de la segunda vuelta".

Prescindir del técnico cordobés fue algo que se le pasó por la cabeza antes del encuentro con el Albacete. "Lo pensé después del partido ante Las Palmas. En ese momento hubo que hacer el cambio de técnico por la compostura que le vi al equipo. En ese ocasión no se tomó la decisión por el respeto que había a la figura del entrenador, después de la cantidad de problemas que tenía que haber aguantado durante la temporada. Se decidió darle otra oportunidad y más recorrido".

El hecho de haber apostado por Marcos Alonso se debe a que "tengo confianza en su forma de trabajar y en su carácter con los jugadores". Respecto al trabajo que ha desarrollado Antonio Tapia esta temporada apuntó que "ha sido un gran profesional. Él me ha agradecido que lo he respetado. No me he metido nunca en el trabajo de un entrenador y en sus decisiones".

Reconoce que la plaga de lesiones que ha acompañado al equipo en la segunda vuelta ha condicionado el rendimiento. Piensa que "si hubieran estado todos estaríamos más arriba en la clasificación, pero tampoco creo que sea para estar tan abajo". Se decantó por hacer un relevo en el banquillo porque ahora "no se pueden cambiar jugadores y era necesario hacer algo".

Los futbolistas que se incorporaron en el mercado de invierno (Viator, Alberto y Xisco Nadal) no han dispuesto de muchas oportunidades y defiende que para él "son buenos refuerzos, aunque al técnico le pueda parecer que no. Viator estaba en la Segunda División francesa y ha jugado allí ocho temporadas; Xisco Nadal debutó en Primera División con el Villarreal y Alberto estaba en la máxima categoría. Los tres eran contrastados". Ahora se ha abierto la posibilidad de llevar a cabo otra incorporación y "lo vamos a intentar, pero no fichar por fichar".

Sobre los arbitrajes que está recibiendo el equipo, Pina eludió referirse a esta cuestión y se limitó a señalar que para él "habían estado perfectos. Al final todos quedamos donde nos merecemos". Estima que está en manos de los jugadores solventar esta situación. "Tienen que salir con la máxima responsabilidad. Hablé con ellos después del partido con el Córdoba y les dije que veía relajación. De eso hace dos meses. Hace falta que estén con más carácter en todo momento para mejorar", manifestó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios