Portugal, entre la euforia y la realidad: siguen los problemas

  • Incertidumbre sobre el pase para el Mundial pese al agónico triunfo en Albania

El agónico triunfo en Albania por 1-2, producido el sábado, mantiene vivas las esperanzas portuguesas de llegar al Mundial de fútbol de Sudáfrica 2010, pero no tranquiliza a la afición. Todo lo contrario. El Diario de Noticias lo resumió ayer así: "El sueño continúa, pero los problemas también". Portugal, su entrenador, Carlos Queiroz, y el superastro Cristiano Ronaldo escaparon de la eliminación prematura, pero no de las críticas.

Si bien los comentaristas del canal de televisión SIC gritaron el gol del triunfo, anotado por Bruno Alves de cabeza en el último segundo, como si fuera el tanto del título mundial, todos los medios lusos olvidaron rápidamente la fiesta y se mantuvieron realistas. "Fue una exhibición miserable", sentenció Correio da Manha. El periódico afirma que para los portugueses "será imposible vencer en Copenhague jugando tan poco". El poco respetuoso discurso de Queiroz hacia los albaneses antes del choque también fue muy criticado.

A Portugal le quedan cuatro finales. Es tercero a siete puntos de Dinamarca y cuatro de Hungría. Precisamente los dos conjuntos que Portugal visitará en septiembre antes de cerrar en casa con Hungría y Malta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios