Premio a la fe de Llorente

  • El Mallorca deja ir un partido decidido que da vida al Athletic

Llorente evitó la derrota del Athletic en Mallorca y la cabeza de Caparrós en el último minuto al marcar el gol del empate tras una salida en falso del meta Germán Lux. El Mallorca se había adelantado en el marcador con dos goles de Arango y otro del brasileño Cleber Santana. El partido parecía sentenciado con el 3-1 a falta de quince minutos para el final. Pero el único que creyó siempre en la remontada fue Llorente, una auténtica pesadilla para la defensa local y héroe de su equipo, que rompió en Palma una racha de cinco derrotas seguidas.

Pero el Athletic salió de su letargo por medio de la fuerza y lucha de Llorente, bien apoyado por Etxeberria, Orbaiz y Javi Martínez. El espigado delantero empezó a crear muchos problemas a los centrales locales. Antes de protagonizar la jugada del penalti, Llorente ya había avisado con un cabezazo que Jurado sacó bajo los palos. Era el llamado a ser el protagonista, igual que Arango. El venezolano no marcaba desde hacía siete meses y celebró dos tantos con su prodigiosa pierna izquierda. El partido parecía sentenciado, pero no para Llorente, que acortó distancias (minuto 74) y devolvió la emoción al Ono Estadi. Poco antes el árbitro le había anulado un golazo, probablemente, por falta previa. En los minutos finales, el equipo de Caparrós siguió a lo suyo -Lux sacó bajo los palos un gol cantado- con un Llorente convertido en un peligro. Él fue el que evitó la derrota de su equipo con un cabezazo providencial en el último minuto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios