Reconocimiento a una amistad

  • Iker Casillas y Xavi Hernández consiguen el premio Príncipe de Asturias de los Deportes por su comportamiento deportivo a pesar de la gran rivalidad histórica que mantienen sus respectivos clubes

Los futbolistas españoles Iker Casillas y Xavi Hernández fueron distinguidos con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes. Casillas (Real Madrid), y Xavi (Barcelona), "simbolizan los valores de la amistad y el compañerismo más allá de la máxima rivalidad de sus equipos", según destacó el Jurado en su acta. "Su comportamiento deportivo es un modelo para los jóvenes y un ejemplo de juego limpio que es admirado por todos. Juntos han mostrado una actitud conciliadora que ha limado las tradicionales diferencias entre jugadores y aficiones", añadió.

En realidad, tanto Casillas (Madrid, 1981) como Xavi (Tarrasa, 1980) contaban ya con un Premio Príncipe de Asturias de los Deportes: el que recibieron cuando la selección española de fútbol ganó el Mundial de Sudáfrica en 2010, dos años después de la Eurocopa de Austria y Suiza en 2008.

Los futbolistas, que mantienen una estrecha amistad desde hace más de una década, se impusieron en la votación final al Comité Paralímpico Internacional, finalista junto a ellos. El galardón está dotado con 50.000 euros y una escultura creada por Joan Miró.

La candidatura conjunta de los dos jugadores fue propuesta por el presidente de la FIFA, Joseph Blatter. "Estos dos jugadores, en particular, simbolizan la unidad de la selección a través de la amistad que han forjado y mantienen desde 1999, cuando juntos ganaron la Copa Mundial sub 20 de la FIFA en Nigeria", señaló el suizo. "Se trata de una amistad que ha contribuido a unir a toda España y ha zanjado las diferencias que surgen entre jugadores de diferentes clubes".

"Tenemos una relación de hace mucho tiempo", manifestó Casillas, portero y capitán de la exitosa selección española, tras conocer el dictamen del Jurado. "Somos la cabeza visible, pero hay muchos jugadores detrás que en su día supieron limar ciertas cosas que sucedieron".

El portero se refirió a los sucesos ocurridos en el clásico de la Supercopa de España disputado hace un año, marcado por las fricciones y los enfrentamientos entre jugadores de Real Madrid y Barcelona que llegaron incluso a preocupar al seleccionador español, Vicente del Bosque.

Casillas fue el impulsor de un "plan de pacificación" y para ello llamó por teléfono a los barcelonistas Xavi y Carlos Puyol, con el fin de recuperar la concordia.

En la pasada Eurocopa de Polonia y Ucrania 2012, en la que España logró un hito inédito al encadenar tres títulos grandes seguidos, el ambiente entre los jugadores fue de nuevo cordial. Y la última Supercopa, un nuevo clásico, fue denominado como "el de la concordia" por la gran deportividad mostrada por madridistas y barcelonistas.

"El Premio Príncipe de Asturias es por la buena labor de un grupo que lleva muchísimo tiempo junto, que sabe que tiene por delante mucho tiempo para seguir haciendo historia", añadió Casillas en un deseo de hacer extensivo el galardón a todos sus compañeros de selección.

Xavi también se mostró orgulloso del premio, especialmente por la exaltación de los valores personales. "Es un reconocimiento a nuestra labor, a nuestra generación de futbolistas, a una relación de amistad. Llevamos 15 años coincidiendo en la selección española, tanto en categorías inferiores como en la absoluta", recordó el futbolista catalán. Xavi reconoció que tras los sucesos ocurridos hace un año, la conciliadora llamada de Iker Casillas ayudó a calmar la situación. Hubo tensión en su momento, pero la amistad está por encima de todo", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios