golf masters augusta

Reed, el triunfo de un antihéroe

  • El público estadounidense prefirió la victoria de McIlroy

El ganador del Masters, Patrick Redd, intenta abrocharse la chaqueta verde junto al ganador en 2017, Sergio García. El ganador del Masters, Patrick Redd, intenta abrocharse la chaqueta verde junto al ganador en 2017, Sergio García.

El ganador del Masters, Patrick Redd, intenta abrocharse la chaqueta verde junto al ganador en 2017, Sergio García. / ERIK S. LESSER / efe

Fue posiblemente el putt ganador más silencioso de la historia del Masters. Cuando Patrick Reed metió la pelota en el hoyo 18 para ganar el primer major de su carrera, los hinchas aplaudieron. Pero el ambiente pudo ser el mismo en el hoyo 13 del jueves.

Cada golpe de Tiger Woods fue celebrado con más entusiasmo a lo largo del fin de semana en Magnolia Lane. Y los aficionados habrían preferido festejar un triunfo de Rory McIlroy o de Jordan Spieth en vez de ver al rebelde de Reed poniéndose la chaqueta verde.

"En el primer tee fui muy bien recibido por los aficionados, pero después vino McIlroy y los gritos fueron más fuertes. Sin embargo, creo que me benefició", señaló el golfista de 27 años, quien con su triunfo saltó al puesto 11 de la clasificación mundial.

"No sólo me encendió más sino que me quitó presión", añadió. "Los escépticos alimentaron mis ganas de quedar campeón".

Reed se impuso con una tarjeta de total de -15, por delante de Rickie Fowler (-14) y Spieth (-13), a quien no le bastó una tremenda última vuelta de 64 toques. Los -15 de Reed son el séptimo mejor registro de la historia del torneo, a tan sólo tres golpes del récord que comparten Tiger Woods (1997) y Spieth (2015).

"Felicitaciones a Patrick Reed por su gran y valiente victoria en el Masters", lo felicitó Donald Trump en su cuenta de Twitter. "Cuando Patrick consiguió su asombrosa victoria de hace cinco años en Doral, la gente vio su gran talento y le auguraron un gran futuro por delante. ¡Ahora es campeón del Masters!"

Apodado como Capitán América por defender con tanta emoción a su país en la Ryder Cup, Reed ofreció un discurso un tanto pretencioso después de ganar en 2014 el torneo que recordó Trump en su tuit. Entonces tenía 23 años y se llegó a comparar con las leyendas. "Soy uno de los mejores cinco jugadores del mundo", señaló. De algún modo, el tiempo acabó por darle la razón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios