Remontada con una obra de arte incluida

  • México logra ante Estados Unidos su sexto título con un golazo de Giovani

En un partido emocionante, México se impuso a Estados Unidos y ganó la Copa Oro. Dos goles de Barrera, otro de Guardado y una joya de Giovani propiciaron el triunfo del 'Tri', que además de su sexta corona en el certamen de la Concacaf aseguró su participación para la Copa Confederaciones, que se jugará en Brasil en 2013.

Estados Unidos tomó una rápida ventaja de 2-0, pero México logró remontar el marcador gracias al virtuosismo de Giovani.

Casi de inmediato, tras el pitido inicial, Chicharito tuvo su primera oportunidad, pero el delantero del Manchester United no pudo recepcionar el esférico dentro del área y el balón se fue por la línea de fondo. México continuó presionando a la zaga norteña y a los seis minutos Giovani avanzó por el centro, golpeó con la zurda y el esférico salió por el lateral izquierdo ante la estirada de Howard.

Pero, a pesar del buen arranque mexicano, pronto Bradley desató el festejo de los más de 90.000 fanáticos en las tribunas al marcar de cabeza el primer gol de Estados Unidos tras un saque de esquina. Y, poco después, volvió a golpear. Dempsey envió desde el centro del campo un pase para Donovan, quien fusiló a Talavera para anotar el segundo tanto.

La diferencia adversa, lejos de crear desconcierto en México, provocó nuevas y peligrosas acciones ofensivas. Así, llegó el 2-1 antes de la media hora, cuando Chicharito le entregó el balón a Barrera, éste penetró y sobre la marcha envió su disparo hacia el fondo de las redes sin que Howard pudiera impedirlo.

No pasó mucho tiempo para que Giovani iniciara un ataque por la derecha y tras un recorte a un rival, pusiera el balón en los pies de Guardado, quien con rapidez se anticipó a Howard y logró el empate.

En la segunda parte, volvió la explosión mexicana a través de las botas de Giovani, que una y otra vez ganó la línea de fondo por los laterales sin que los defensores rivales pudieran detenerlo. Al poco, Guardado le entregó el balón en profundidad a Barrera que, de nuevo, se anticipó a Howard para poner por delante a los mexicanos por primera vez en el encuentro.

Estados Unidos estuvo cerca del empate cuando Dempsey estremeció el larguero con un potente zurdazo, pero México continuó atacando y a falta de un cuarto de hora para el final surgió la genialidad de Giovani, quien puso el 4-2 definitivo con un tiro con la zurda al poste derecho, después de provocar un gran desconcierto en la zaga estadounidense tras sus inmensos recortes a portero y defensas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios