Repaso en Vitoria para el Tau ante el CSKA Moscú

Un gran CSKA de Moscú, con 46 puntos entre David Andersen y Trajan Langdon, bajó desde las alturas a tierra firme al Tau Cerámica que, en esta ocasión, fue muy inferior a los de Ettore Messina. Los de Neven Spahija dicen adiós a su récor de victorias continentales en el Buesa Arena, que ascendía a 30 con la lograda ante el Montepaschi Siena en la cuarta jornada de la presente Euroliga.

Pese a las cuatro bajas de hombres como Theo Papaloukas, Ramunas Siskaukas, Matjaz Smodis y Aleksey Savrasenko, el CSKA, casi infalible en el tiro, dio una gran lección de juego colectivo e intensidad durante los primeros veinte minutos (35-44).

Tan sólo la acumulación de faltas personales -catorce- del equipo de Ettore Messina podía dar algunas opciones de remontar en la reanudación al equipo vitoriano, con sólo nueve faltas en su haber durante los veinte minutos iniciales. Sin embargo, aumentó más y más la ventaja del equipo de moscovita, que hizo un parcial de 5-14 en los primeros cuatro minutos del tercer cuarto (40-58).

El Tau Cerámica recorto algo la diferencia gracias a las penetraciones de Zoran Planinic que, con seis puntos seguidos, dejó el tanteador en un 46-60 al filo del 27', pero Holden estableció su jerarquía con dos triples (48-66).

El disciplinado equipo moscovita, con un entrenador que supo rotar de maravilla a sus hombres por el tema de las faltas, entró en el último cuarto con una ventaja de trece puntos (53-66) y golpeando siempre como un 'martillo pilón' cada intento de reacción baskonista (61-80, 36').

Hasta el final, siguió el dominio del cuadro ruso que acabó en justo vencedor, pese a que el Tau maquilló algo el resultado en las últimas posesiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios