Río sospecha de un espía puesto por Madrid

  • La candidatura brasileña estudia denunciar a la comisión ética del COI un posible caso de espionaje

Los 13 miembros de la Comisión de Evaluación del COI, encerrados durante la jornada del martes en un hotel para estudiar sobre el papel la candidatura olímpica de Madrid, se subirá hoy a un autobús que recorrerá las principales instalaciones deportivas que emplearía la ciudad en caso de organizar los Juegos de 2016.

Sin embargo, un asunto enturbia la visita, ya que la candidatura de Río de Janeiro estudia enviar una queja formal por un supuesto caso de espionaje por parte de Madrid. El caso del hipotético espía no ha llegado aún al COI, pero una alta fuente de la delegación brasileña aseguró que "si eso se confirma, el comité Río 2016 pretende presentar una denuncia ante la comisión de ética del COI". Madrid reaccionó intentando quitarle dimensión al asunto: "Si la gente de Río siente que la engañamos, entonces nos disculpamos por ello. Pudo haberse manejado mejor", señaló Malcolm Munro, portavoz internacional de Madrid 2016.

La persona que despertó las sospechas es un periodista free-lancer, Simon Walsh, que colaboró en los últimos meses en labores de prensa internacional con la candidatura española. Walsh se identificó como corresponsal en Londres de Efe a la hora de pedir la acreditación para seguir la labor del COI en Río. Walsh pudo participar en casi toda la cobertura, y su acreditación sólo fue retirada el último día, después de que los organizadores locales recibieran la confirmación de la agencia española de que el reportero "jamás ha formado parte" de su equipo de profesionales.

"El tema se salió de sus proporciones. Si algún consejero de Río, Chicago o Tokio quiere venir para ver cómo están las cosas aquí, puede hacerlo", indicó Munro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios