Tenis

Robredo cae ante Del Potro

  • El argentino derrotó al español en tres sets y se medirá a Federer en semifinales de Roland Garros.

Comentarios 5

El suizo Roger Federer acabó con Gael Monfils, el último de los 19 franceses que han intentado el asalto a Roland Garros, para lograr su quinta semifinal consecutiva en París y su vigésima comparecencia seguida en esta instancia en un Grand Slam, donde luchará con el argentino Juan Martín del Potro, verdugo del español Tommy Robredo, el último de ellos.

Desde que el brasileño Gustavo Kuerten le venció en la tercera ronda de 2004 aquí, Federer no bajado su nivel de la penúltima ronda de los torneos considerados sagrados para los tenistas. En ese camino ha sumado 11 de los 13 títulos del Grand Slam que amasa. Hoy dio un paso para acercarse algo más y luchar por el 14, con el que igualaría al estadounidense Pete Sampras, al vencer a Monfils por 7-6 (6), 6-2 y 6-4, en dos horas y diez minutos.

Su rival en esa histórica y vigésima semifinal de su carrera será el argentino Juan Martín del Potro, que con camiseta de tenis con los colores de su equipo Boca Juniors apartó de su camino a Tommy Robredo, el último de los 16 españoles que había resistido para llegar solo a los cuartos, y al que se impuso por 6-3, 6-4 y 6-2 en tres minutos menos que el de Basilea.

Del Potro lograba así su primera semifinal de un Grand Slam, aunque con un mal recuerdo de su último partido frente a Federer, porque tiene ante el suizo un escalofriante déficit de 5-0, habiendo perdido las dos últimas este año, en el Abierto de Australia (6-3, 6-0 y 6-0) y en Madrid (6-3 y 6-4). En la otra semifinal, también el viernes, se enfrentarán el chileno Fernando González (12) y el sueco Robin Soderling (23). Al abrigo de la pista Philippe Chatrier, más rápida y más grande en los fondos, de donde no saldrá incluso si alcanza la final, Federer impuso su juego, y tras salvar un punto de set en el desempate del primer parcial, no volvió a sufrir más ante Monfils.

El francés, que confirmó su participación en el cuadro un día después del sorteo, debido a sus problemas en las rodillas, y a quien el estadounidense Andy Roddick había calificado como "el mejor atleta" que había visto en su vida tras ceder con él en octavos, salió hoy con protección en la pierna izquierda y se sintió mal del estómago al ceder el segundo set.

Federer se mantuvo todo el partido sin perder su servicio, rompió el de su rival tres veces y anotó ocho saques directos. Es con 59 ahora, el líder en esta faceta. "Estaba muy nervioso antes del partido, ayer y hoy", dijo Federer, no obstante, "pero tengo una gran experiencia y sé que cuando piso la pista jugaré bien o muy bien". A pesar de enfrentarse con un francés el público respetó a Federer, a quien ha llevado en volandas los últimos años, sobre todo en las tres finales consecutivas que ha perdido contra el español Rafael Nadal. "Es muy importante para mi tener al público conmigo", señaló.

En la Suzanne Lenglen, Del Potro necesitó cinco bolas de partido para imponerse a Robredo después de dos horas y siete minutos, y sumir al español en su cuarto fracaso en unos cuartos de final en Roland Garros. Como días atrás Robredo estuvo apoyado por su padre Ángel, por su compañero de dobles Marc López y por el capitán de Copa Davis Albert Costa, con quien había preparado el partido esta mañana. Una derecha cruzada del bonaerense acabó con las ilusiones del tenista de Hosltaric, que había salvado cuatro puntos de partido antes, uno de ellos con doble falta del discípulo de Franco Davin.

Robredo había señalado que esta pista le gustaba, porque al ser más lenta, allí habría podido manejar mejor la situación y convertir el partido en un escenario más a su gusto con largos intercambios. Pero Del Potro tomó la iniciativa desde el primer momento y anuló la estrategia del español. Clave del encuentro fue que Robredo no pudo romper el servicio del argentino en las siete ocasiones de que dispuso, mientras que Juan Martín lo hizo cuatro veces. El argentino además anotó 14 saques directos y 36 golpes ganadores. Llevó el partido como quiso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios