Rubén Castro no perdona un error de Jaime

Un error del guardameta del Valladolid Jaime Jiménez, en el minuto 89, permitió al Betis ganar en Zorrilla (0-1) en un partido en el ambos equipos estaban protagonizando una batalla sin goles, un choque improductivo que se resolvió al final por un desacierto del equipo vallisoletano que opositó en mayor medida al triunfo.

El Valladolid quería prolongar esta noche su secuencia de buenos resultados y para ello, Djukic contaba con todos sus jugadores disponibles una vez que Oscar y Valiente se habían recuperado de sus molestias. Con la posesión de balón por bandera, los vallisoletanos comenzaron gobernando el medio campo cargando siempre el juego por la banda izquierda.

El Betis, sin extremos claros, intentaba llegar al contragolpe y a velocidad de vértigo, pero la mejor opción fue a los diez minutos para el media punta local Oscar González. Omar Ramos llegó hasta la línea de fondo y puso un gran centro al segundo palo que Oscar, de volea con la derecha, envió a medio metro de la portería. El partido se equilibró cuando la batalla del medio se perdió en imprecisiones y peleas.

Los vallisoletanos iniciaron la segunda parte con el mismo espíritu acometedor que la primera. El Betis perdió capacidad de llegada con los cambios y un remate del alemán Ebert estuvo a punto de perforar la portería de Casto. Tras una fase en la que pudo suceder cualquier cosa se llegó al tramo final, en el que un fallo de Jaime, a un minuto del final, permitió el gol de Rubén Castro que otorgó el triunfo a los Pepe Mel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios