Sachsenring, el circuito talismán

El circuito alemán de Sachsenring parece talismán para Marc Márquez, que acumula ya en el trazado alemán siete poles y siete triunfos consecutivos, los cuatro últimos en la máxima categoría del motociclismo.

Da igual la meteorología. Llueva, haga frío o luzca el sol. Márques es el dominador en Sachsenring, si bien el de ayer fue quizás el triunfo más difícil delilerdense en su particular catedral, ya que tuvo que remontar desde muy atrás desde que cambió su moto a otra con los neumáticos de seco. "Cambié la moto y todo fue mucho más fácil. Tomé muchos riesgos, pero cuando ya lideraba la carrera con 20 segundos de ventaja incluso disfruté de las últimas vueltas", afirmó el catalán.

Márquez ganó por primera vez en Sachsenring en 2010 cuando pilotoba en la categoría de 125cc. Su victoria supuso un punto de inflexión en aquel año en el que acabaría ganando el título. El primero. En 2011, ya en Moto2, se impuso al gran favorito, y a la postre campeón del título Stefan Bradl, mientras que en 2012 ganó con autoridad. En 2013, en MotoGP, su triunfo le permitió colocarse líder del Mundial aprovechando las ausencias por lesión de Dano Pedrosa y Jorge Lorenzo, mientras que en 2014, con lluvia también, logró allí su novena victoria de la temporada de las nueve carreras disputados y sentenció el campeonato. El pasado año encabezó el doblete de Honda junto a Pedrosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios