Al Santa Fe se le escapa el ascenso matemático en tiempo de descuento

El Santa Fe perdió ayer una oportunidad de oro de retornar a Tercera de forma matemática ante su afición, y después de un año, 28 días, 18 horas y 14 minutos, en el 'infierno' de Andaluza. Justo cuando el ariete santaferino Gerardo batió al portero del Cúllar Vega, Luismi, a pase de Barros desde la frontal, certificando el ascenso provisional. Pero la alegría sólo duró un minuto, ya que acto seguido Israel igualó la contienda, con un disparo a la media vuelta dentro del área. Resultado justo con el que ambos se fueron al tiempo de descanso.

No obstante, los santaferinos 'pisaron' Tercera en la mayor parte del choque, ya que el Imperio caía y al final empataba con el Español de Alquián. El gol local se veía venir en la reanudación, merced a su dominio plagado de desbordes y centros que morían en los últimos metros. Incluso Barros estrelló una falta en la cruceta, y el guardameta Luismi hizo varias paradas de mérito.

Cuando se tocaba el final, el choque estuvo parado unos minutos por la incompetencia de algunos aficionados que la tomaron con un juez de línea, que desembocó en un extenso alargue. Al final, cuando se rozaba el ascenso con el empate, el recién ingresado Miguel Ángel, a los tres minutos de prolongación, conectó un impecable disparo cerca de la frontal, único claro de los culleros en la reanudación, y colocó el 1-2.

Pese a la incertidumbre, la parroquia santaferina celebró un ascenso virtual hasta con fuegos artificiales y las típicas habas de la Vega.

Ahora a falta de dos jornadas, el Santa Fe saca seis puntos al Imperio, pero la igualdad en el average otorga opciones de ascenso a los alboloteños. Para ello el Santa Fe debe perder los dos partidos y el Imperio ganar los suyos, superando una diferencia de 13 goles, entre anotados y encajados. Muy complicado, pero no imposible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios