El Santa Fe no se deja sorprender en Huétor Vega

Comentarios 1

El Santa Fe salió ayer tarde convencido de su papel como líder indiscutible, y de que su victoria les consolidaría en lo más alto de la tabla clasificatoria. Y así lo hicieron, ya que en el minuto tres de juego, con las gradas aún vacías de espectadores, David Martínez supo aprovechar la primera oportunidad para su equipo, adelantándolos en el marcador. Para los pupilos de Rafa Moraga era el mayor mazazo que podían recibir. Sin embargo, no dieron muestra de su malestar y dejaron jugar a sus anchas a un Santa Fe que lo intentó en repetidas ocasiones, creando el máximo peligro por la banda izquierda en los minutos previos al descanso.

La segunda mitad se preveía más dura tras sendas oportunidades en las áreas y contraataques de ambos equipos, pero no fue así. De nuevo los de Juanjo Rodríguez le tomaron la medida a los atléticos, creando ocasiones y sabiendo tocar en el centro del campo hacía los laterales. El Granada Atlético no creaba juego ni oportunidades, y eso fue aprovechado por el Santa Fe, que en una gran escapada de Gerardo Castillo por la banda fue arrollado por el arquero local, propiciando un penalti. Thompson marcaría el definitivo 0-2 sólo 5 minutos después de la reanudación. A partir de ese momento y con el partido de cara, los santaferinos se dedicaron a disfrutar de su fútbol, y los verdigranas sin apenas opciones, lo intentaron por medio de Seco, muy activo por banda. La mejor oportunidad del choque la tuvo Julio en sus botas que, a puerta vacía y escorado, falló tras errar el portero Carlos (65'). Al final aplausos para el Santa Fe, que espera el nuevo año con alegría, y un Granada Atlético que si no cambia la actitud va a recibir algo más que carbón: goles y pocos puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios