Schiavone-Stosur, una final inédita

Francesca Schiavone, que luchará por convertirse en la primera italiana que gana Roland Garros ante la australiana Samantha Stosur, prometió que si logra el título se llevará toda la tierra que pueda a su casa. "Me llevaré toda la tierra que pueda a mi casa", dijo Schiavone, abarcando con sus brazos todo lo que podía. "He estado esperando todo esto una vida. Nací para jugar al tenis, era un sueño y ahora es una realidad", añadió.

Con esta emoción encara Schiavone su cita con la historia. Ninguna italiana llegó tan lejos jamás y, ahora, la jugadora de Milán opta a convertirse en la "Prima Donna" del tenis transalpino con todos los honores. Su compatriota Adriano Panatta fue el último que ganó en París, en 1976.

Lo que no pudieron hacer Silvana Lazzarino, Lea Pericoli, Raffaela Reggi, Silvia Farina, Laura Golarsa, Sandra Cecchini o la mejor de las últimas, Flavia Pennetta, históricas del tenis italiano, está ahora en la mano de Schiavone, campeona este año en el torneo de Barcelona, que tiene dos títulos más en su currículo: Bad Gastein (2007) y Moscú (2009), y que ya se ha asegurado entrar entres las diez primeras (séptima) por alcanzar la final, y si gana el título será sexta.

Situada en el puesto 17 del mundo, Schiavone tendrá que hacer frente a la mejor jugadora en tierra esta temporada. Stosur, verdugo de la estadounidense Serena Williams y de la belga Justine Henin, lleva 20 victorias, igual que Rafael Nadal hasta las semifinales masculinas. Y tiene la experiencia de haber alcanzado ya la penúltima ronda en París el año pasado y de que este es su 39 torneo del Grand Slam.

Además, la australiana, de 26 años, domina por 4-1 en los enfrentamientos contra Schiavone, que cumplirá 30 en junio, y recuerda que fue su verdugo en la primera ronda de Roland Garros el año pasado, además del encuentro en Roma en 2007, también en tierra. En ambos la de Brisbane no ha cedido un set.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios