Sergio García y Olazábal abandonan antes de tiempo

El surafricano Trevor Immelman se mantiene en cabeza del Masters de Augusta gracias a dos birdies en los últimos dos hoyos tras la disputa de la tercera ronda, que tuvo que ser suspendida temporalmente por las fuertes tormentas. Miguel Ángel Jiménez, único español que queda en el torneo, acabó el recorrido con 219 golpes, tres sobre el par del campo a falta de que terminen el resto.

El Masters de Augusta, como cualquier Grand Slam de golf, siempre depara alguna sorpresa en las primeras dos rondas, aunque en el caso de los jugadores españoles fue muy negativa.

Tanto Sergio García como José María Olazábal tuvieron que abandonar antes de lo previsto, y sólo Miguel Ángel Jiménez pudo salvar el honor español superando el corte clasificatorio con lo justo (tres sobre par). Por los resultados previos, ninguno llegaba al Masters con buenos antecedentes. Tanto Olazábal como García anduvieron flojos en el inicio del año y Jiménez ganó un torneo del tour europeo en Hong Kong a finales de 2007. En Augusta sólo se esperaba un milagro.

García no embocó nada en el green durante las dos primeras rondas, y por eso se fue rápidamente del primer grande del año. El caso de Olazábal fue distinto. Sabio conocedor del campo de Augusta, se mantuvo en línea durante los primeros hoyos de la jornada inicial, pero rápidamente empezó a desmoronarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios