golf masters de valderrama

Sergio García mantiene el pulso

  • El castellonense concluye la jorada en el segundo puesto, a un golpe del holandés Joost Luiten

Sergio García. Sergio García.

Sergio García. / efe

Sergio García finalizó la segunda jornada del Masters Andalucía Valderrama a un golpe de la cabeza tras firmar una vuelta al par del campo. El castellonense se mantiene así en la pelea y él y Pablo Larrazábal, a cuatro golpes del liderato, son las mejores opciones españolas para un fin de semana en el que faltará Jon Rahm, quien no pasó el corte. El líder de la prueba es Joost Luiten, (-6) después de protagonizar el golpe del día, un espectacular albatros en el hoyo 11.

Sólo 15 jugadores llegan al fin de semana bajo el par del campo. Y es que, como explicaba Sergio tras su vuelta, "Valderrama es Valderrama. Siempre hay algo de viento, los greenes son muy pequeños, las banderas son peliagudas y, aunque los greenes estén blandos, hay que acertar con muchos buenos golpes. Si no lo haces, lo pagas", dijo el castellonense.

Sergio García concluyó la jornada empatado con el inglés Robert Rock y el escocés Scott Jamieson, mientras que al mando de la clasificación se mantuvo el holandés Joost Luiten, quien consiguió el primer albatros en el hoyo 11, que contaba con par 5. Miguel Ángel Jiménez y Graeme McDowell lo habían logrado en el 17. "Pegué un buen drive y tenía 209 metros basta la bandera, en buena posición desde el semirough. Con algo de viento a favor, era la distancia perfecta para un hierro 4. La toqué bien, picó en el green a un par de metros de la entrada, rodó y oí al público volverse loco. No lo vi desde allí abajo, pero sabíamos que había entrado. Un albatros siempre es especial y me alegro de haber logrado el primero en ese hoyo."

A cuatro golpes del holandés se situó Pablo Larrazábal, que completó una vuelta muy peleada (+2) para mantenerse con -2 en el total. "Fue un día muy malo desde el tee. Le pegué a unos árboles y tuve que tirar hierro y madera a green. Se me hizo muy difícil, con lo mal que jugué desde el tee. El +2 era la mejor vuelta que podía hacer", comentó.

La cruz de la jornada fue la actuación de Jon Rahm, que no pudo pasar el corte tras completar una vuelta de 75 golpes para un total de +7. "Duele. Ésta era una semana especial y quería jugar bien. Es una pena que sea una de las tres semanas del año en las que no he jugado bien, pero esto es golf, pasará. El próximo año volveré".

El corte quedó situado en 4 golpes sobre el par y, junto a Sergio García y Pablo Larrazábal, jugarán el fin de semana los españoles Alejandro Cañizares y Adrián Otaegui (par), Pep Anglés (+2) Jorge Campillo y Carlos Pigem (+4).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios