Sesma lleva la fiesta a Zorrilla en el descuento

El Valladolid mereció golear al Almería pero esperó hasta el último instante para ganar un partido en el que se hartó de fallar ocasiones, entre ellas un penalti, y en el que volvió a evidenciar que necesita atacar mucho para marcar, algo que hizo Sesma, en el minuto 92, lo que convirtió Zorrilla en un festín, celebrando una salvación que todavía no es matemática.

La primera opción seria fue del Real Valladolid, con un posible gol olímpico de Víctor que el árbitro, Ayza Gámez, no concedió (min. 26). Los andaluces llegaban menos pero con más peligro, aunque la primera mitad se cerró con un monólogo de los vallisoletanos. Carlos García estuvo a punto de marcar en propia meta (min. 42), poco antes de que una falta sobre Alberto Marcos fuera interpretada como penalti por Ayza Gámez. Víctor lanzó flojo y centrado, casi a las manos del brasileño Diego Alves.

El Almería, que vivía de la fuerza y colocación de Felipe Melo, dio un paso atrás en los primeros minutos de la reanudación.

Parecía uno de esos días en que gana el que menos ataca y ese guión estuvo a punto de cumplirse con una llegada de Álvaro Negredo, la única del Almería, a la que respondió Sergio Asenjo, muy ágil (min. 63). Con el Valladolid volcado y desprotegido, Emery optó por dar entrada a Corona. El Almería empezó a "respirar" después de que Llorente y Sesma le hubiesen perdonado la vida. El asedio local se acentuó en los últimos minutos, pero no fue rentable hasta que el centrocampista canario Jonathan Sesma, con un disparo desde fuera del área, marcó y casi selló la salvación del equipo de Mendilibar. Era el minuto 92 y Zorrilla fue una fiesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios