El Sevilla gana al colista, aunque sin convencerEl Racing se acerca a la Liga de Campeones

El Sevilla, merced a una sufrida victoria ante el Levante, vuelve a engancharse a la lucha por la Liga de Campeones, pero no convenció ante el colista, que apretó mucho cuando encajó el 2-1 y que estuvo muy cerca de llevarse un punto.

Sin tiempo para nada, Riga se sacó un magistral toque que dejó sorprendidos a todos para marcar. El 0-1 ayudó a los levantinistas a arroparse ante su portería y a controlar la situación ante un rival que pronto empezó a jugar contra el reloj y a intentar de cualquier manera poner la nuevas tabla en el marcador.

El dominio fue para los de Manolo Jiménez y fruto de ello llegó el empate tras un centro por la derecha de Jesús Navas y un buen cabezazo dentro del área de Keita.

El empate no hizo más que acrecentar la presión sevillista sobre el área visitante, defendida por un equipo que redobló sus esfuerzos para romper el ritmo del rival.

El monólogo local pudo tener su premio antes de que el partido llegara a su descanso, pero el tanto no llegó y todo quedó abierto para la segunda mitad. En la reanudación, casi sin romper a sudar, Luis Fabiano vio con calidad puerta y marcó su vigésimo tanto liguero, lo que le refuerza como máximo goleador.

El Sevilla, ya con el marcador a favor, mantuvo la posición en el campo y las ganas de poner más tierra de por medio ante un adversario que mostró carencias y que no dio la sensación y sobreponerse.

Pese a ello, el tanto local no llegaba y el 2-1 dejaba incertidumbre, con la inseguridad defensiva que los de Jiménez evidencian a lo largo de la temporada. El Sevilla perdió totalmente el sitio y el Levante buscó el empate, pero sin premio.

El Racing se impuso con claridad al Betis y logró tres puntos que afianzan al conjunto cántabro en puestos de UEFA rozando los de Liga de Campeones.

La expulsión de Melli con roja directa, nada más comenzar la segunda parte, fue determinante, no sólo por dejar a su equipo en inferioridad numérica, sino porque del saque de esa falta llegó el tanto que abría el camino a la victoria racinguista.

Tras una primera parte algo anodina, en la segunda el Betis se quedó con diez y el Racing aprovechó para marcar y dejar muy tocado al Betis, lo que aprovechó para volcarse al ataque para tratar de sacar partido de ello, lo que no tardó en conseguir con dos goles más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios